Actualización del Registro Electoral y publicación del cronograma son dos elementos clave, señala Luis Lander, director del Observatorio Electoral Venezolano

Antes de responder “nooooooooooo” a la posibilidad de que el bloque antimaduro participe en elecciones parlamentarias, lo prudente es revisar la historia reciente. Al menos, lo ocurrido en 2005 y en 2015. En 2005 la oposición decidió abstenerse de participar en los comicios y el Parlamento quedó en manos del chavismo. En 2015 la oposición marchó unida a la consulta y obtuvo más de 100 diputados. La experiencia revela dos cosas: que para la oposición el no participar parece ser un mal negocio, y que si concurre con candidatos unitarios puede ganar, aún en las condiciones más adversas.

El discurso del mandatario Nicolás Maduro no deja lugar a dudas: este año habrá elecciones legislativas, a pesar de la epidemia de COVID-19. La designación de un nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE) dividió aún más a una oposición ya fragmentada, y las decisiones del TSJ en abierta injerencia en la vida interna de los partidos políticos desaniman al bloque antimaduro.

El rector suplente del CNE, Luis Fuenmayor, aseveró que los comicios deben ser convocados en los próximos días, para celebrarse este año. Luis Lander, director del Observatorio Electoral Venezolano, recordó que “estamos con la fecha encima” para convocar las parlamentarias, porque debe ser con seis meses de antelación.

Lander remarcó que este CNE tiene “pecados de nacimiento” importantes, porque fue nombrado por el TSJ, aunque no es la primera vez que ocurre. También se cometieron nuevas irregularidades, como que la sentencia ya distribuyó los cargos.

Pero sunque las medidas del TSJ generan desconfianza, el director del observatorio piensa que si los nuevos rectores del CNE tienen el apoyo y la presión de la sociedad civil, será posible obtener mejores condiciones electorales para el país. Y si la oposición va unida, puede volver a triunfar.

¿Cuáles son las condiciones electorales? Estas son las que propone el OEV:

-Anunciar la fecha de las elecciones y publicar el cronograma electoral. Son unas 100 tareas, aproximadamente.

-Actualización del Registro Electoral, porque puede haber un millón de electores sin inscribirse. La migración externa e interna también ha generado cambios.

-Dejar sin efecto las inhabilitaciones de partidos y potenciales candidatos.

-Hacer el catastro de centros de votación.

-Resolver el problema de la plataforma tecnológica del CNE, porque el incendio en los galpones dejó al CNE sin hardware.

-Observación electoral nacional e internacional.