A partir de los resultados electorales el dirigente indica que la mesa de México debe ser ampliada a Alianza Democrática y Fuerza Vecinal

Enrique Ochoa Antich señala que “ocurrió una victoria electoral para el gobierno, pero una victoria política para la oposición. Queda confirmada la ruta electoral: sin abstención, la oposición habría ganado 17 estados”, opinó.

Por otra parte, indica que no acepta la argumentación que señala que se debe ser comprensivos con los abstencionistas “por aquello de la crisis de credibilidad del liderazgo”.

“Teníamos todo tipo de opciones, partidistas e independientes, y sin embargo, no votamos. Los electores tenemos una responsabilidad con el país. Por ejemplo, que Henri Falcón, en Lara y Laidy Gómez, en Táchira hayan perdido, es exclusiva responsabilidad de los abstencionistas”, dijo Ochoa Antich en su análisis. 

Más delante el curtido dirigente dijo, que el gobierno no puede “emborracharse” con lo que considera “una victoria aparente”.

“No puede, con 20 % de los votos, presentarse como el dueño del patio a imponerle al 80% restante su proyecto político. Insisto: Maduro debe tener la grandeza de liberar a los presos políticos y convocar a un Gobierno de Unidad Nacional”, sostiene Enrique Ochoa.Antich. 

Respecto a las negociaciones con el Gobierno considera, que la mesa de México debe ser ampliada y deben estar presentes representantes de la Alianza Democrática, que obtuvo casi tantos votos como la MUD y a Fuerza Vecinal.

Finalmente, sostiene que resulta positivo “que en su informe la Unión Europea y hasta EEUU reconocen que no hubo fraude. En Venezuela, en estos 24 años de hegemonía chavista, nunca ha habido fraude. Queda abierta la ruta electoral para un cambio democrático en paz y con soberanía”.