Roland Carreño tiene más de un año preso. El partido Centrados lo postuló para la alcaldía del municipio Urdaneta del estado Lara

Detenido desde el 26 de octubre de 2020, el periodista Roland Carreño, dirigente de Voluntad Popular, sigue en un limbo legal después de ser acusado de presuntamente generar acciones violentas. Aunque ha afrontado complicaciones de salud, no ha sido excarcelado. Ahora, organizaciones políticas buscan sacarlo del calabozo por la vía electoral. El partido Centrados lo postuló a la alcaldía del municipio Urdaneta del estado Lara, con la esperanza de repetir el camino que en la llamada Cuarta República transitaron otros dirigentes políticos. Un caso emblemático: el de David Nieves, dirigente de izquierda recientemente fallecido.

Nieves, vinculado con el secuestro del industrial estadounidense -e identificado por la izquierda como agente de la CIA- William Frank Niehous, fue salvajemente torturado y encarcelado. Por el mismo caso mataron a golpes, en un calabozo de la Disip, a Jorge Rodríguez padre (1976). En 1978 lo postulan como diputado al Congreso, y logra salir de la prisión. “La Liga me postuló para que al salir electo, gozara de inmunidad parlamentaria. Mis compañeros de prisión se reían, pero el día de las elecciones, a las 12 de la noche estaban eufóricos en el pasillo del calabozo, porque yo estaba saliendo”, relató al Correo del Orinoco en 2020. El Consejo de Guerra determinó que sí gozaba de inmunidad

Quienes postularon a Roland Carreño, 43 años después de la salida de David Nieves del Cuartel San Carlos, apuestan por algo similar. ¿Por qué pudo ocurrir antes? “Porque antes se respetaba la Constitución”, afirma el abogado Joel García, profesor universitario y defensor de presos políticos. “A pesar de que se violaba, el Poder Judicial era, en cierta forma, independiente”.

Cuando Nieves, “estando detenido, resulta electo diputado, ese fuero de protección parlamentaria lo cobijaba desde ese mismo momento, pensara lo que pensara el Ejecutivo, y eso se respetaba”, subraya García.

En el caso de los presos políticos venezolanos “vemos un patrón de persecución en contra de aquellos que piensan diferente del gobierno, sean políticos, sean periodistas, sean médicos”, enfatiza la abogada Ana Leonor Acosta, directiva de la Coalición por los Derechos Humanos y la Democracia. “Todo aquel que se oponga al gobierno es víctima de un patrón de persecución, y en este patrón de persecución vemos que no hay justicia, que es el Ejecutivo el que ordena; que los órganos de inteligencia están a favor de Nicolás Maduro, pero además la justicia les teme a los órganos de inteligencia”.

Acosta reitera que, en Venezuela, “deciden los órganos de inteligencia, no deciden los tribunales”, y cuando hay una decisión “es ordenada desde arriba”. Considera que los presos como Carreño “son rehenes del régimen y son usados como casos ejemplarizantes para atemorizar a la población”.

Pero a pesar de las condiciones adversas, Roland Carreño no tuvo el apoyo de todos los factores políticos, aunque “era una bandera para que todo el mundo apoyara, no solo una opción política, sino la causa de la libertad”.

Organizaciones internacionales, como Reporteros Sin Fronteras, han exigido la libertad de Carreño.

“Roland Carreño está acusado falsamente de lavado de dinero, de financiar al terrorismo, de conspiración criminal y de tráfico ilegal de armas de guerra. Durante la audiencia preliminar, que se llevó a cabo el 9 de julio de 2021 —más de ocho meses después de su detención y fuera de los plazos previstos en el artículo 309 del Código Penal venezolano—, el juez a cargo del caso, Mascimino Márquez, admitió los cargos que interpuso el Fiscal General y desestimó los recursos de la defensa, con lo que se confirmaba su detención indefinida”, expresó RSF en un comunicado difundido el 26 de octubre y publicado por Noticiero Digital.

https://www.noticierodigital.com/2021/10/rsf-pide-liberacion-de-roland-carreno-y-dice-que-cargos-imputados-son-aberrantes-y-fabricados/


Como ni siquiera los problemas de salud que ha experimentado Carreño han conmovido a los responsables de su encarcelamiento, la abogada Acosta lo dice francamente: “Esperemos a ver qué pasa” el 21 de noviembre. Por lo pronto Roland Carreño, de 54 años de edad, sigue perdiendo días de vida tras las rejas.