El chavismo hizo valer este miércoles su aplastante mayoría en la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) y ratificó como presidente de la cámara a Jorge Rodríguez, quien aprovechó la jornada para condicionar la vuelta del oficialismo a los diálogos con la oposición a la liberación del empresario Álex Saab, acusado en EEUU de lavado de activos

“¿Quieren diálogo? Liberen de inmediato a Saab para que se incorpore a la mesa de diálogo con las oposiciones venezolanas, detengan de robarse dineros que no le pertenecen y devuélvanle al pueblo de Venezuela el dinero que ustedes se robaron”, afirmó Rodríguez en su primer discurso tras ser reelegido como presidente.

Así, el parlamentario, que también lidera la comisión oficialista en los diálogos con la oposición, puso en el tapete nuevamente la extradición del empresario colombiano, acusado de ser testaferro del presidente Nicolás Maduro y a quien la delegación que encabeza Rodríguez incluyó como miembro poco antes de su extradición a EEUU desde Cabo Verde.

Desde la tribuna de oradores de la AN, Rodríguez mezcló sus atribuciones y condicionó también el retorno a las conversaciones en México, paralizadas el 16 de octubre por el oficialismo en protesta a la extradición de Saab, a que la oposición reconozca “que cometieron un gravísimo error y cometieron crímenes contra la República”, tal como afirmó.

“No vayan a un diálogo para después sabotear internamente ese mismo diálogo, para atacarlo intestinamente como lo hizo la primera ministra de Noruega, el Departamento de Justicia de EEUU que cometió la barbaridad de secuestrar a un representante diplomático de Venezuela Alex Saab que además es representante, miembro pleno de la delegación ante la mesa de diálogo en México”, sostuvo Rodríguez en su discurso.

Cuando llevaba seis meses preso, Saab fue nombrado por Maduro “enviado especial” y “representante permanente adjunto” de Venezuela ante la Unión Africana, así como embajador “plenipotenciario”, y el pasado 14 de septiembre fue incluido en la delegación del Gobierno venezolano en los diálogos con la oposición.