El sindicalista condenó haber sido juzgado en tribunales militares a pesar de ser civil

Rubén González, dirigente sindical de Ferrominera, liberado la semana pasada por el indulto presidencial, se mostró satisfecho por ser beneficiario de la medida y pidió la libertad de otros sindicalistas y presos políticos.

“Le hago un llamado al Fiscal General de la República”, dijo en entrevista para Unión Radio, al referirse a casos como el de Rodney Álvarez, trabajador de Ferrominera que tiene 10 años preso sin ser condenado .

González indicó que seguirá con su trabajo como dirigente sindical, en la lucha por el cumplimiento de las convenciones colectivas y “un salario constitucional”.

Condenó haber sido juzgado en tribunales militares, pese a su condición de ser civil. “Esas son la aberraciones del sistema es que constitucionalmente te dice que la fórmula para juzgar a los civiles son los tribunales ordinarios”, dijo.

“Lamentablemente puedo decir que un juez militar me dejó privado de libertad y luego vinieron otros jueces y después de varias audiencias me condenaron a 5 años y 9 meses”, agregó.

Reiteró que es inocente de los delitos que le imputaron. “Nunca los cometí (…) Era porque supuestamente hable mal de las fuerzas armadas y del centinela y que lo agredí, eso es una gran mentira”, puntualizó.