Dijo que “permitirle al gobierno repolarizar al país sobre la base de las sanciones, es un gran error”

El diputado Omar Ávila señaló que el informe de la relatora de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Alena Douhan, entre otras cosas, dice que había una fuerte crisis previa a las sanciones, que estas agravan y profundizan esa crisis, por lo que hizo un llamado a levantar las sanciones. Señala también que hay acoso a las opiniones distintas y a las ONG, por lo que propone la mediación del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), al respeto.

La relatora también recomienda que el manejo de las vacunas en Venezuela se dé “bajo la supervisión y a través de organizaciones internacionales, como el PNUD y la Organización Panamericana de la Salud (OPS)”, así como “la compra de medicinas, alimentos y bienes esenciales, debe hacerse bajo el monitoreo de las instituciones y agencias de la ONU y OPS”.

“A nuestro juicio, lo que queda en entredicho es la ética de quienes la atacan sin ni siquiera haber leído el informe; y ante la carencia de argumentos y del desconocimiento que la señora es una militante de la causa anti sanciones, usan para variar el simplismo, y por ende, decirle comunista, basándose en su nacionalidad; lo que nos hace recordar a Nicolás Maduro cuando profería epítetos contra la Alta Comisionada para los DDHH, Michelle Bachelet, luego que esta presentara su informe”, dijo el parlamentario.

Destacó también que “Bachelet y su gente son buenos cuando dicen, asistidos por la verdad, que en Venezuela hay violaciones sistemáticas de DDHH; pero son malos cuando dicen que las sanciones generan un impacto negativo sobre el contexto humanitario del país, y viceversa”.

Calificó como “fanatismo puro, es la definición de estos dos polos, en donde la relatora de la ONU, así como Bachelet en su momento, son víctimas por decir la verdad en un país en donde algunos insisten en una absurda dicotomía polarizante. La realidad es muchas veces incómoda, pero no por eso deja de ser verdad”.

Agregó que mientras todo esto ocurre, el gobierno, a través de su Canciller Jorge Arreaza, “le saca el máximo provecho a su favor, a este informe preliminar moviendo su aparato propagandístico”.

Señaló que lo “sensato” es la condena unánime y sin tapujo. “Porque si las sanciones afectan en la ya mermada calidad de vida de los venezolanos, y no a los corruptos y poderosos, ¿no sería inteligente que las mismas fuesen suspendidas para que los más humildes puedan ser libres de la dependencia que tienen cada vez más del Estado?”.

Ávila expresó que “desde Unidad Visión Venezuela queremos dejar claro, una vez más, que las sanciones individuales a cuentas personales y bienes de funcionarios públicos violadores de DDHH y políticos, son otra cosa, y que estas si tienen todo el sentido del mundo; no así, las sanciones económicas que hace más pobre al pueblo, más rico a los que dicen defenderlo, y se convirtieron en un gran negocio”.

Dijo que “hay gente de lado y lado que se ha hecho millonaria ayudando al gobierno para sortear las sanciones y comercializar internacionalmente petróleo, sus derivados y metales del Arco Minero”.

“Maduro las ha usado como pretexto y ha sancionado al pueblo venezolano, cerrando las fronteras con Colombia, que impiden los negocios con el país granadino, con lo que la comida que llegaba de la Nación vecina, dejó de entrar y eso también ha afectado a los venezolanos”, subrayó.