El candidato a la Alcaldía de Tumeremo, en el sur del estado Bolívar, propone el trabajo con el sector privado de la región y así plantear soluciones a problemas como los de energía eléctrica

El sur del país no escapa a los problemas de toda Venezuela. Agua, electricidad, salud, vialidad, gerencia pública.

Según, Daniel Romero, candidato a la alcaldía del municipio Sifontes del estado Bolívar por la Alternativa Popular Revolucionaria (APR) que encabeza el Partido Comunista de Venezuela, señala que es urgente atender el tema del sector salud porque tienen un hospital que desde hace ocho años carece quirófano.

Asimismo, indica que la alcaldía puede gestionar soluciones a problemas básicos de las comunidades, sin entrar en una pelea de competencias con el poder nacional.

Sostiene que su candidatura no es simbólica porque está respaldada “por la bases del municipio que ha reconocido el trabajo social que hemos desarrollado”.

-Usted fue militante del PSUV. ¿Cómo termina siendo el candidato de la Alternativa Popular Revolucionaria junto al Partido Comunista?

-Yo vengo de la Juventud del PSUV, por muchos años estuve en la dirigencia estudiantil, la dirigencia sindical en el estado Bolívar y en el país. Me dediqué después a trabajar en la zona sur del estado, en el municipio Sifontes. Tengo más de cinco años en la zona trabajando en mis obras sociales. Creamos un movimiento con los jóvenes del municipio que me invitaron a ser parte del Movimiento Social del Pueblo (MSP) y ahí empezó nuestro trabajo social en cada una de las comunidades. Nos enfocamos netamente en lo deportivo, en las gestiones sociales, en ayuda médica. Ahí empezó nuestro trabajo social y les gustó y caló dentro de las comunidades. Yo no aspiraba a la alcaldía sucede este fenómeno de las postulaciones del PSUV.

-Y usted se postuló.

-Yo nunca me quise postular. Me sorprendió en horas de la tarde cuando me entero que los consejos comunales están postulando mi nombre y cuando llegan los resultados fui el más votado en el municipio. Ahí sale una medida disciplinaria que no entendí, porque no sabía cuál era, porque en realidad no me enfoqué en ser participante de esa postulación. Le agradecí y le agradezco a la UBCH y al pueblo de Sifontes por haber creído en mí en ese momento y postularme a esa esa primaria del PSUV. Cuando salgo en la página como electo y uno de los más votados se presenta la diatriba con la medida disciplinaria para sacarme de la actividad.

-Y al final lo sacaron.

-Salí. Yo desistí de eso. Di las gracias a los jóvenes y la gente por haber creído en mí en mi liderazgo, en mi gestión. Allí recibí una llamada del Partido Comunista de Venezuela. Buscaban un candidato para Sifontes, que si quería participar y me dije por qué van me van a coartar el derecho y dije quiero participar. Me enfoqué con mi equipo, vamos a participar, es nuevo para nosotros este proyecto, pero tampoco es imposible porque tenemos la capacidad.

-Hay una amplia polarización en el país. ¿Se produce en el municipio Sifontes? ¿Hay una posibilidad cierta de que su candidatura puede polarizar con la del PSUV y desplazar a la oposición del G4 y de la Alianza Democrática?

-Siempre lo explico al pueblo de Sifontes: No veamos una tarjeta electoral como el que va a gobernar en el municipio. Veamos al dirigente, porque las ideologías políticas las hacen los gobernantes no las crea un partido político. Un partido político de un nombre, nosotros como gobernantes somos los que vamos a demostrar la capacidad que tenemos. Unos critican a los comunistas, critican a los socialistas, critican a la oposición, pero nosotros vamos a hacer un gobierno de Sifontes, que somos venezolanos y los venezolanos somos los que podemos salir de esta crisis en la que nos encontramos hoy. Por eso caló en el pueblo de Sifontes mi candidatura.

-Alguien podría decir que usted llegó a dividir a la oposición o es una  quinta columna del PSUV, regado y traidor al proceso revolucionario que encabezaba Chávez.

-Es más importante asumir compromisos. Esos políticos que señalan a uno de quinta columna, yo creo que están buscando y jugando por sus intereses personales: Yo nunca he vivido de un partido político, ni del PSUV, ni del G4, de ninguno. Nosotros vivimos del esfuerzo que día a día hacemos para construir un proyecto de trabajo. Ahí es donde nosotros nos enfocamos le invitó a los venezolanos a que votemos el 21 de noviembre por un cambio. El que cree en Daniel Romero, que vote por Daniel Romero, y el que cree en su activista político, en sus partidos que lo haga, pero que ejecuta el derecho. Eso de que primero no nos llamen a votar y siguen los mismos actores, entonces cuando le conviene participar, participan. Cuando no le conviene participar, no participan, yo creo que la mejor política que debemos hacer nosotros los venezolanos es participar el 21 de noviembre.

-Vayamos a los temas puntuales del municipio Sifontes. ¿Cuáles son los problemas que enfrenta y cuáles son las prioridades que debe atender la alcaldía del municipio en este momento?

-La prioridad es el sector salud el sector salud. Tenemos un hospital que tiene más de ocho años sin que el quirófano funcione. Hace una semana se nos murió una joven dando a luz y se pudo salvar la criatura, pero la joven murió por no tener un quirófano donde hacerle la cesárea. Por no haber un traslado desde Tumeremo Puerto Ordaz.

-¿Cuánto hay que rodar de Tumeremo hasta Puerto Ordaz?

-Aproximadamente tres horas. Imagínate en la vía en las situaciones críticas.

-La gasolina… ¿cómo está situación?

-Es una de las situaciones pésimas que hay en el municipio Sifontes, pero más allá de la gasolina, es la voluntad que tenga el líder para solucionar en el momento crítico. También tuvimos un accidente con un compañero quemado y tampoco había las condiciones básicas de un área de quemados en el municipio ni para el traslado hacia Ciudad Bolívar. Imagina las condiciones en que se encuentra nuestro municipio en el sector salud. Pero vamos más allá del sector salud, vamos hacia el sector eléctrico donde pasamos 24, 48 hasta 72 horas en energía eléctrica.

-Pero están allí cerca de Guri. Cerca de donde se genera la electricidad de este país.

-Lo que pasa que en el cordón eléctrico hasta la zona de El Callao surge un consumo masivo donde se necesita un transformador de 120 KVA para que pueda generar la electricidad directa a Sifontes y eso no existe por la desinversión. Eso es necesario gestionarlo con las funciones del alcalde que resulte electo el 21 de noviembre.

-Eso no lo puede solucionar la alcaldía porque es un problema del Ejecutivo y de Corpoelec.

-Sí, pero a través de empresas, a través de corporaciones. Hay empresarios que quieren invertir en la zona. Como alcalde vamos gestionar buscar las soluciones como hicieron el municipio Gran Sabana, que no es una independización del sistema nacional, sino que existe una empresa, con unas plantas a vapor y generan electricidad cuando hay una falla nacional del sistema. Ellos prenden su planta y el pueblo sigue su energía eléctrica.

-Y qué le hace pensar a usted que si llega a ser electo en el municipio Sifontes va a tener los recursos que debe asignar el gobierno central.

-Es que el recurso está en el municipio Sifontes. A través de la recaudación el municipio, implementar empresas que generen divisas, para nosotros transformar el municipio en un municipio modelo.

-¿Y cómo pueden generar divisas? ¿Qué puede producir el municipio Sifontes? Está la reserva de Imataca y está también el Arco Minero.

-Nosotros tenemos un compromiso de crear la Corporación del Eje de Desarrollo Económico del municipio. Tenemos cinco ejes y están las alianzas estratégicas que podamos hacer con el sector maderero y el sector minero. Son los recursos más importantes, sin obviar el sector agrícola que es uno de los recursos más importantes de la zona. También está el sector ganadero, como es el sector El Guapo que ha sido olvidado por más de 10 años, no tienen una carretera. Nosotros vamos a invertir en la creación de un mercado municipal de mayoristas, de productores de El Guapo para que ellos puedan expandir sus productos.

-Hay una apuesta del Ejecutivo Nacional por el arco minero. ¿El Arco Minero le está dejando algo a los municipios en donde se desarrolla esta actividad?

-Está la corporación de minería la CVM que fomenta estos proyectos mineros y ahí nosotros iríamos a hacer un apalancamiento productivo con ellos a través de una alianza estratégica para que nuestra alcaldía también recaude parte de su presupuesto y levante recursos para seguir ejecutando las obras tanto en vialidad como en aseo, como en el acueducto. En este momento tenemos el problema con el agua. Se paga más de 60 dólares semanales por familia para tener agua potable porque no le llega a su casa el agua potable. Tenemos el proyecto de un acueducto que va a llevar a nuestros hogares.

-Cómo podría integrarse el trabajo del sector privado con la alcaldía viniendo de los electos por el Partido Comunista o por una opción de izquierda. ¿Se volvieron locos los empresarios o los comunistas?

-Es que nosotros honestamente no somos comunistas, yo no soy comunista. Yo le doy gracias a Oscar Figuera por creer en mi liderazgo en la zona y porque me dio la oportunidad de que con su tarjeta participe en las elecciones del 21 de noviembre. Desde que conversamos quedó claro que yo tengo un fin y es el desarrollo económico del municipio. La única forma de desarrollar un país y desarrollar una economía es creyendo en los empresarios. Mi proyecto cree en en los privados para que haya inversión en nuestro municipio. Para que sea desarrollado y sea elevado nuestro nivel educativo, nuestro a nivel cultural, recuperar los valores, el  área deportiva que es muy importante.

-¿Con siete años de depresión económica hay empresarios en la zona que estén dispuestos a invertir en este momento en cosas distintas a la minería que pareciera lo más rentable en la región?

-Eso depende del dirigente, no de los partidos políticos. Si existen dirigentes creíbles en el país podemos gobernar. En este momento les doy las gracias a muchos compañeros que creen en mí como dirigentes y podemos hacer muchos proyectos que vayan enfocados al desarrollo económico del municipio.