Alfonso Marquina tilda la decisión de “infeliz” e impuesta “a dedo” desde Caracas. Vaticinó la derrota de esta fórmula

La decisión de la MUD de postular a Luis Florido a la Gobernación de Lara y Sobella Mejías a la Alcaldía de Iribarren detonó el descontento de un sector de Primero Justicia en la entidad crepuscular.

Alfonso Marquina se quejó de que la decisión fue “impuesta desde Caracas”.

“¿Cómo es que a las 3:30 de la mañana toman esta decisión? Las encuestas las perdía el Sr. Florido, ellos no quisieron tampoco medirse en primarias”, indicó Marquina.

El dirigente de Primero Justicia exigió respuestas a los responsables de la tarjeta de la MUD: “Explíquenle a Lara cuál fue el criterio para tomar una decisión, porque no se aplicaron los mecanismos. Aquí lo que se impuso fue el dedo”, dijo el dirigente.

Asimismo, pidió a los militantes exigir respeto para los larenses y aseguró que “públicamente AD, VP, PJ, COPEI y todos los partidos apoyaban la fórmula de Sobella Mejías a la Gobernación y Alfonso Marquina a la Alcaldía de Iribarren. Yo exijo respeto”.

“Tuvieron la desfachatez de ofrecerme la Alcaldía de Palavecino. La ruptura de la Unidad no la estoy haciendo yo,. La están haciendo quienes tomaron esa infeliz decisión la madrugada del sábado”, puntualizó.

Marquina vaticinó una derrota de la fórmula Florido-Mejías, al señalar que: “¿Cómo le van a dar la cara a los larenses el 22 de noviembre cuando se ratifique una derrota por esta decisión inconsulta”, finalizó.