El dirigente opositor dice estar dispuesto a un “diálogo político serio” para lo que considera indispensable la libertad de periodistas y médicos presos, además de la libertad de Juan Requesens. Para sentarse a un diálogo político tienen que hacerlo con la AN, respondió a la invitación que le hizo Maduro a conversar sobre el coronavirus

“Señor Maduro, el acuerdo no es conmigo. No soy el presidente de la Asamblea Nacional, ni siquiera soy diputado. El pretender meterlo a uno revela la intención de dividir. No seré un factor de división”.

Esta fue la respuesta de Henrique Capriles Radonski, a la invitación al diálogo que hizo Nicolás Maduro, en la noche del 25 de marzo desde el programa “Con el mazo dando”.

“No es conmigo. La palabra diálogo ustedes la acabaron. Es muy distinto dialogar, hablar que generar acuerdos. El país clama por acuerdos no quiere retóricas”, sentencia Capriles.

Señala el dirigente opositor que se hacen urgentes los acuerdos “entre Maduro y la legítima Asamblea Nacional”.

“Usted tiene el control interno. Usted controla la Fuerza Armada, usurpando el poder. Usted que maneja los hospitales y la redes de salud. Tiene que ponerse de acuerdo con la legítima Asamblea Nacional”, increpa Capriles a Maduro.

Diálogo político

Capriles, hace un distinción entre “acuerdos por la pandemia” y “diálogo político serio”.

“¿Usted quiere un acuerdo político? ¿Usted quiere que la iglesia medie?. Demuestre que usted recapacitó y que esta es una invitación seria. Suelte a los periodistas presos, deje de perseguir a los médicos. Usted los suelta y demuestra que tiene la voluntad de atender la gravedad que vive Venezuela. Si quiere un diálogo serio, llame y en 20 minutos sueltan a Requesens, cumpla con lo que dice Bachelet. Así, con muchísimo gusto, me subo a la montaña y dígame dónde firmo. No cuente conmigo para un show”, dijo Capriles.

Finalmente, insistió en que el sector militar debe estar en cualquier diálogo. “Tienen que estar todos los factores del chavismo, como tienen que estar todos los factores de la oposición”.