Los últimos movimientos sobre los cambios de ministros en el Gobierno Nacional “generan polémica en la opinión pública”, además “por esta razón la salida de Félix Placencia se debe a naturalezas más políticas que de orden técnico o diplomático”

Luis Angarita, internacionalista y docente universitario, consideró que el nombramiento de Carlos Farías en sustitución de Félix Plasencia en la Cancillería es una designación que “obedece a intereses de orden político, movimientos internos del Gobierno que se deben a la naturaleza de lo ideológico”.

Indicó que “el nuevo ministro Carlos Farías tiene un valor agregado, el cual radica en que fue Embajador de Venezuela en la Federación de Rusia, y además es visible su militancia política cercana al Gobierno Nacional”.

Para Angarita “es significativo recordar que el saliente canciller, Félix Plasencia, demostró una capacidad técnica importante de resaltar, debido a que ha sido el único diplomático de carrera en este Gobierno, que llegó a su cargo como Ministro de Relaciones Exteriores por la vía académica, o por la vía del concurso de oposición; este elemento marca la diferencia de todos sus antecesores”.

Plasencia “es diplomático de carrera, y en el ejercicio de su cargo, demostró ponderación y mesura, herramientas de trabajo importantes para un buen diplomático a la hora de declarar a los medios públicos. Esta característica determina la forma de ejercer y gerencia del cargo de Canciller”.

La llegada de Carlos Farías

Desde su punto de vista, “la incorporación de Carlos Farías en sustitución de Félix Plasencia demuestra la importancia que cobra el ejercicio de la política en el actual Gobierno venezolano; esto quiere decir que este cambio es de orden político y no técnico”.

La llegada de un nuevo Canciller, enfatizó, “no debe generar un cambio significativo en el manejo de las políticas exteriores de la nación. Todo los contrario. Si este cambio se generó producto de factores de orden político, es realmente la política lo que hace posible la legitimación de las relaciones estratégicas con los diversos gobiernos cercanos con el discurso y la práctica política del Gobierno Nacional vigente”.