El diputado Ángel Medina reiteró que con esta declaración de una ‘omisión legislativa express’ da un nuevo zapatazo a la voluntad del pueblo, y con ella, se pretende reemplazar de forma artificial la representación política de una sociedad que desea un cambio

La declaración de omisión parlamentaria para nombrar al nuevo Consejo Nacional electoral (CNE) fue rechazada por Ángel Medina, presidente del Comité de Postulaciones Electorales, quien considera que la reciente decisión del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) “es la mayor amenaza contra la minoría que pretende seguir secuestrando el poder en Venezuela”.

Medina señaló que la “Constitución venezolana y la Ley Orgánica del Poder Electoral son muy claras y establecen que el camino y el procedimeinto para la elección de Rectores al CNE. No puede existir duda que es una competencia de la Asamblea Nacional (AN) esta materia” y reiteró que solo la “mayoría de las fuerzas políticas que hacen vida en el cuerpo parlamentario … pueden construir un árbitro electoral que renueve la confianza del país en el voto como real mecanismo para decidir el futuro del país”.

Asimismo, lamentó que se intente acabar con el camino que busca una salida política que termine en elecciones libres.

El presidente del Comité de Postulaciones indicó que la toma militar, el asalto al Palacio Federal Legislativo, las limitaciones en el ejercicio de las sesiones y funciones parlamentarias, el amedrentamiento, prisión y acoso a los equipos de la presidencia y la detención de algunos parlamentarios son elementos que han hecho complejo el trabajo de llegar a acuerdos.

“Esta declaración de una omisión legislativa express da un nuevo zapatazo a la voluntad del pueblo, y con ella, se pretende reemplazar de forma artificial la representación política de una sociedad que desea un cambio, pero aún peor, quienes cometen estas acciones buscan poner peso de esta aberración en las fuerzas de la unidad por simple interés”, acotó.

Finalmente, reiteró que estas acciones solo crean demoras, “son los que agotan su tiempo burlándose de la democracia”.