Si los representantes de la “oposición apátrida” hubiesen vivido en la época de Simón Bolívar “90% estuvieran fusilados”, afirmó el diputado oficialista Erick Mago

La Asamblea Nacional de 2020 aprobó por unanimidad, en primera discusión, el proyecto de ley de reforma del decreto con rango, valor y fuerza de ley contra la corrupción.

El punto fue presentado por el presidente de la Comisión de Contraloría del Parlamento de mayoría oficialista, Alexis Rodríguez Cabello.

Se necesita un régimen sancionatorio para cualquier acto, e incluso, para evitar que se caiga en la tentación, señaló el diputado opositor Luis Eduardo Martínez. Pero también es necesaria la educación, agregó, por eso hay que trabajar para que los niños “adquieran esa cultura contra la corrupción”.

Es indispensable “disminuir los trámites”, solicitó Martínez, y llamó la atención sobre la necesidad de una ley para agilizar los trámites administrativos.

También hay que garantizar que los funcionarios públicos reciban un salario decente, subrayó. Los bajos salarios son “un caldo para la corrupción”.

Dijo tener una gran confianza personal “en el presidente de la Asamblea Nacional, Jorge Rodríguez Gómez”.

El legislador oficialista Erick Mago aseguró que la oposición convirtió la AN en “un antro de corrupción” y sentenció que ningún corrupto puede estar al frente de una institución. “También tenemos nosotros unos cuantos mimetizados” con boinas rojas que se apropian de fondos públicos, admitió. Aseveró que si los representantes de la “oposición apátrida” hubiesen vivido en la época de Simón Bolívar “90% estuvieran fusilados”.

El diputado oficialista Pedro Carreño alegó que en Venezuela “se acabaron las vacas sagradas”. Insistió en que el sistema de control fiscal debe tener autonomía administrativa, porque quienes ejercen estas funciones están en una disyuntiva, porque dependen administrativamente de la institución a la que supervisan. Con la reforma de la ley “se presenta la oportunidad estelar de que nosotros le demos concreción al sistema nacional de control fiscal”.