La plenaria de la Asamblea Nacional (AN) aprobó por unanimidad un acuerdo de duelo por el sensible fallecimiento del vicepresidente sectorial para el Socialismo Social y Territorial y ministro del Poder Popular para la Educación, Artistóbulo Istúriz. 

Durante la sesión ordinaria que se desarrolló este jueves en el Palacio Federal Legislativo, recinto donde por 24 horas se realizó una capilla ardiente en honor a quien es catalogado como el Cimarrón Mayor, luego de su sentida partida física.

La diputada socialista Gladys Requena, afectada por partida física del Cimarrón Mayor, llamó a que todo lleve el nombre de Aristóbulo, “que nos inspire, tenemos tareas con su profundo legado, revolucionario, pedagógico”, aseveró.

“Aristóbulo no puede desaparecer de la historia porque es ejemplo de lucha, sin cansarse jamás”, enfatizó Requena, quien reconoció la especial calidad humana de este dirigente socialista, siempre apegado al profundo sentimiento de justicia. 

Sobre la base del mismo debate

Por su parte, la diputada Tania Díaz, quien condujo junto a Istúriz el programa Dando y Dando, aseguró que el legado del profe, quien logró combinar a la perfección el método de la teoría y la praxis para construcción colectiva y política, es necesario que lo promuevan y lo rescaten las instituciones de Educación, Cultura y Educación, así como las generaciones futuras.

Díaz destacó que Istúriz impulsó siempre la doctrina educativa de Simón Rodríguez y el Estado docente que reconoció la figura del maestro Prieto Figueroa, siempre bajo una excepcional capacidad de mantener la humildad y una sonrisa en su rostro.

Los diputados del Parlamento venezolano reconocieron el aporte de Istúriz en el campo de la educación, la política, la dirigencia sindical, los DDHH, el movimiento afrodescendiente, la organización comunal, la amistad, la humildad y el amor.