El abogado Joel García manifestó que, 20 años después de la gestión oficialista, todavía no se han hecho cambios en el Poder Judicial y consideró que la nueva “revolución judicial” lo que busca es sacar a jueces que pueden ser incómodos y poner “fichas más manejables”.

No debe existir ahora un solo juez de carrera, lamentó, porque los que ya estaban fueron jubilados. El Poder Judicial está formado por jueces que llegan, no por concursos de oposición, sino por amiguismo y recomendaciones. En cualquier momento los pueden sacar, y ahí radica el problema, aseveró: como no tienen estabilidad “los jueces tienen que ser complacientes” y se mantienen “cumpliendo instrucciones”.

Citó el caso del periodista Roland Carreño, quien siete meses después sigue preso y ni siquiera le han hecho la audiencia. Es sometido a una condena anticipada, criticó, y lo atribuyo a que es un caso de naturaleza política.

Carreño, acotó, ha podido ver a sus familiares, aunque está hacinado y sufre los mismos problemas de toda la población penal. Con la revolución policial quieren descongestionar los centros policiales, advirtió.

En cuanto al Día del Abogado que se conmemora este miércoles, dijo que no se puede hablar de celebración.