“Existen 49 casos de coronavirus en las mazmorras del país, lo que pone en alto riesgo de muerte a quienes están encerrados en las cárceles en condiciones muy cuestionables, algunos de ellos con deficiencias de salud”, aseveró el Comisionado Presidencial para los DDHH y Atención a las Víctimas, Humberto Prado

“Aquí hay hacinamiento, esto no es sitio de reclusión. Basta ya de jugar con la vida de las personas”, dijo este sábado 8 de agosto el Comisionado Presidencial para los DDHH y Atención a las Víctimas, Humberto Prado, quién exigió la liberación de todos los presos políticos ante la posibilidad de un brote de la Covid-19 en los calabozos de los cuerpos de seguridad del Estado.

Su pronunciamiento fue tras la muerte de Erick Echegaray, quien falleció el pasado viernes 7 de agosto, presuntamente por coronavirus. “Si la Alta Comisionada dice que liberen a todos los presos políticos, deben liberarlos”, añadió.

El Comisionado Prado, junto a un grupo de defensores de Derechos Humanos y familiares de varios detenidos, se acercaron hasta la sede de El Helicoide, en busca de información de la situación en la que se encuentran los privados de libertad y exigir que se respeten sus derechos.

Prado recordó las palabras de la Alta Comisionada de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet, quien indicó que “hay que tomar medidas urgentes para evitar que el COVID-19 cause estragos en las prisiones, ahora más que nunca se deben poner en libertad a todos los presos políticos”.

“Es notorio, público y comunicacional que en la mayoría de los calabozos policiales los presos tienen COVID-19. Existen 49 casos de coronavirus en las mazmorras del país, lo que pone en alto riesgo de muerte a quienes están encerrados en las cárceles en condiciones muy cuestionables, algunos de ellos con deficiencias de salud”, aseveró el Comisionado.

Asimismo, exigió que mejoren las condiciones de los presos, ya que se encuentran hacinados y se les vulneran los derechos. “Los privados de libertad no reciben un trato digno, no cuentan con servicios básicos como agua, alimentación, no tienen derecho a la recreación, al estudio”, denunció.

Finalmente, agregó que “en Venezuela no hay retardo procesal. Es un retardo criminal. Hay que llamar a la reflexión. Así como liberan a presos comunes, tienen que liberar a los presos políticos”.