La analista política y CEO de Reunificados, Indira Urbaneja, acotó que Estados Unidos debe estar involucrado de alguna manera en las conversaciones entre Maduro – Guaidó y que esa llamada entre Miraflores y la Casa Blanca debe llegar en algún momento

“Lo que espera Nicolás Maduro en cualquier negociación es el levantamiento y flexibilización de sanciones y eso solo lo puede garantizar Estados Unidos, no Juan Guaidó”, aseguró este viernes la analista política y CEO de Reunificados, Indira Urbaneja.

Sus declaraciones surgen a raíz de las recientes declaraciones de Juan González, director principal del Consejo Nacional de Seguridad para el Hemisferio Occidental, en las que refirió a que el Gobierno de Nicolás Maduro debe sentarse con el presidente de la Asamblea Nacional (AN) electa en 2015; Juan Guaidó, a lo que Urbaneja aseveró que altos funcionarios del madurismo entienden que, indistintamente de la nacionalización del conflicto político, y del diálogo chavismo – oposición, Estados Unidos debe estar involucrado de alguna manera, y que esa llamada entre Miraflores y la Casa Blanca debe llegar en algún momento.

En entrevista con Juan Carlos López, para CNN en español, la activista subrayó, a su vez, que es importante que voceros de la Casa Blanca reconozcan que se debe seguir avanzando en despolitizar el tema Venezuela en la comunidad internacional.

“Esto nunca debió ocurrir, ni por parte de la administración Trump, ni por parte del Grupo de Lima, ni ningún otro país de la comunidad internacional”, advirtió. 

En el mismo orden de ideas, aplaudió que tanto González como Anthony Blinken, secretario de Estado de la nación norteamericana, en sus discursos demuestren que hay más coherencia y han quedado atrás las amenazas de “todas las opciones sobre la mesa” y el espejismo de intervención militar para resolver los problemas de Venezuela. 

Asimismo, la experta en marketing político refirió que si bien Maduro logró sobrevivir a las sanciones internacionales y las implicaciones que esto supone, le urge reducir las presiones internas, tanto políticas como sociales. En este sentido, dijo que es necesario tomar en cuenta, en cualquier acercamiento, no puede ser solamente con Juan Guaidó, sino que debe ser un proceso estratégicamente incluyente para evitar destinos fallidos como el de Barbados en el diálogo promovido desde Noruega.