El representante de Juan Guaidó en Honduras, Claudio Sandoval, indicó “el régimen (Nicolás Maduro) mata dos pájaros de un tiro: beneficia el lucrativo negocio del narcotráfico, obteniendo recursos para mantenerse en el poder, y por otro lado, ataca a Estados Unidos tratando de dañar el tejido social de esa nación”

“El negocio del Cártel de los Soles es fundamentalmente de transporte, su trabajo es recibir la droga producida, en su mayoría en Colombia, para llevarla a Centroamérica”, informó el representante de Juan Guaidó en Honduras, Claudio Sandoval.

A su vez, detalló que los narcóticos llegan a Venezuela salen del país de los estados Zulia y Apure, donde las pistas están cerca de la “frontera con Colombia (caso zuliano), y esto es igual en el alto Apure venezolano, que colinda con el Arauca colombiano”.

Sandoval indicó que los aviones, “despegan rumbo al norte y en el paralelo 15 giran a la izquierda hasta encontrarse con las costar caribeñas centroamericanas de Honduras, Belice y Guatemala. Salen entre las 5 y 6 de la tarde y vienen llegando a Honduras alrededor de la medianoche”.

El representante de Guaidó aseveró que en su mayoría usan narcoavionetas, tipo Cessna, cargadas con 500 o 600 kilos de drogas. “Estas zonas de Honduras y Nicaragua, donde también hay aterrizajes, se llama La Mosquitia que es una zona prácticamente despoblada”, detalló.

Para evitar estas acciones el gobierno de Honduras aprobó una Ley para combatir al Cártel de Los Soles, y Sandoval sentenció que con estas actividades irregulares “el régimen (Nicolás Maduro) mata dos pájaros de un tiro: beneficia el lucrativo negocio del narcotráfico, obteniendo recursos para mantenerse en el poder, y por otro lado ataca a Estados Unidos tratando de dañar el tejido social de esa nación”.

A su juicio, la última opción sería “la justificación ideológica y moral en la cual se refugia el Cártel de los Soles”.