El dirigente opositor detalló que es una estrategia empleada por el gobierno para mantener lealtades políticas

Este jueves, el Comisionado Presidencial para las Relaciones Exteriores, Julio Borges, cuestionó el envío de ayuda humanitaria a Bolivia en medio de la crisis que afecta a los venezolanos. Aseguró que, es un mecanismo que utiliza el gobierno de Nicolás Maduro para mantener la lealtad de sus aliados.

“Es inaceptable que mientras los venezolanos sufren una grave crisis humanitaria, empeorada por la pandemia del Covid-19, la dictadura envíe ayuda e insumos a otros países con el único objetivo de ganar apoyo político. Es un reflejo de la indolencia que los caracteriza, solo su salida del poder podrá aliviar el sufrimiento del pueblo”, afirmó.

Borges detalló que es una estrategia empleada por el gobierno para mantener lealtades políticas. “La entrega de ayuda humanitaria, así como los regalos petroleros que se dieron con Petrocaribe, es un medio a través del cual el régimen compra apoyos políticos en el mundo. No es solidaridad, es una maniobra para tratar de romper el aislamiento internacional que vive Maduro”, sostuvo.

De igual manera, señaló que mientras el gobierno de Maduro persigue a quienes intentan aliviar la crisis humanitaria y se ha negado a la entrada de ayuda del exterior, se hacen estos regalos a otros países. Recalcó que el mundo libre está listo para enviar ayuda a Venezuela y que la comunidad internacional ha demostrado su respaldo a la causa democrática en los últimos días.

Por último, aseveró que la lucha interna y externa debe estar centrada en lograr la garantías mínimas para unas elecciones presidenciales y parlamentarias libres. Para ello, calificó como indispensable que el mundo siga presionando.