La víctima más reciente fue descuartizada y sus partes quedaron expuestas en plena vía pública

La cabeza, manos y brazos de una mujer transexual fueron hallados en el sector El Pozo del barrio Santa Cruz del Este, municipio Baruta, estado Miranda, la mañana del lunes 14 de junio.

Vecinos alertaron a las autoridades y una comisión de funcionarios de la policía científica se acercó al lugar para realizar el levantamiento de las partes, que quedaron expuestas en plena vía pública. 

Un residente reconoció a la víctima, e indicó que se trataba de Andrés Rondón -una mujer transgénero de 33 años de edad- quien vendía verduras en la zona comercial de la localidad. Se hacía llamar “Elizabeth Rondón”.

En la morgue de Bello Monte, parientes relataron que la mujer trans presentaba retraso mental leve, y que “constantemente era golpeada por vestir y actuar como una mujer”.

La autopsia reveló que Rondón murió a golpes y presentó desprendimiento de mandíbula. “La descuartizaron después de muerta”, revelaron fuentes internas del organismo. 

¿Qué pasó?

Rondón siempre se identificó como una mujer transgénero, era carismática, y a pesar de sufrir vejaciones e insultos, compartía con personas cercanas a su comunidad.

El domingo en la noche, ingería bebidas alcohólicas en una residencia. Varios de los presentes comenzaron a empujarla y golpearla. Rondón respondió a las agresiones, pero eran tres hombres en su contra.

Rondón presentó varios golpes en el rostro. Quedó desmayada en el sitio, según se supo.

Posteriormente, la trasladaron a la zona donde vicía, y allí continuaron el ataque hasta causarle la muerte. Luego cortaron su cabeza, brazos y manos.

La policía científica adelanta las pesquisas en el entorno familiar y de conocidos de la víctima para dar con los implicados en el crimen que, de acuerdo con organizaciones civiles, se considera como “crimen por identidad de género”.

En cifras

De acuerdo con el monitor de la ONG LGBTI “Nunca dejes de soñar”, a cargo de Lennin Starlyn -región Miranda-, en el municipio Baruta han ocurrido al menos tres homicidios de personas gays y una mujer transexual. Un total de cuatro casos, contra personas identificadas LGBTI.

Starlyn refirió que, Venezuela es el cuarto país de Latinoamérica donde más se generan crímenes de odio. “A la fecha suman cuatro los homicidios contra personas LGBTI. Se suma a una creciente ola de casos en el municipio Baruta. Nos preguntamos y analizamos de cerca, el cómo la población actúa llevada por el odio y la discriminación”.

Y agregó: “El llamado es para las autoridades competentes, a que hagan una investigación exhaustiva y tipifiquen en su investigación que se trata de un delito por identidad de género, ya que en nuestro país, no se reconoce el género de la mujer trans, y a los periodistas y demás medios de comunicación: deben llamar a las víctimas por su identidad, en este caso era ella: quien vivió su identidad”.