Exigió al Ministerio Público abrir una investigación contra Gerardo Márquez, por la comisión del delito de odio

En una carta remitida al Consejo Nacional Electoral, Enrique Ochoa Antich indicó que el candidato del PSUV a la gobernación de Trujillo, Gerardo Márquez, “lanzó una amenaza contra los opositores de la entidad, convocando a sus seguidores para sacar a los escuálidos de la administración pública”.

La denuncia expresa que Márquez realizó un evento electoral y pronunció un discurso -que también fue difundido por redes sociales-, “y en el que se le oye proferir insultos contra la oposición”, dijo Ochoa Antich.

“Tienen que ayudarme (…) donde haya un escuálido, hay que sacarlo a coñazos”, expresó Márquez con vulgar acento.

En la carta emitida al Fuscal, Ochoa Antich sostuvo que el candidato por la tolda roja no solo anuncia la comisión de violación a la Constitución, sino que comete un delito de odio.

“El artículo 145 de la Constitución de la República de Venezuela, consagra que los empleados y funcionarios públicos están al servicio del Estado y no de parcialidad alguna. Su nombramiento o remoción no podrán estar determinados por la afiliación u orientación política”.

Y dijo que el artículo 20 de la Ley contra el Odio, establece “quien públicamente o mediante cualquier medio apto para su difusión pública fomente, promueva o incite al odio, la discriminación o la violencia contra una persona, o conjunto de personas (…) será sancionado con prisión de diez a veinte años, sin perjuicio de la responsabilidad civil y disciplinaria por los daños causados”.

Ochoa Antich pidió al Ministerio Público y Consejo Nacional Electoral, abrir las investigaciones de rigor, y aplicar las sanciones del caso.