“El agravamiento de la falta de agua” amenaza “con generar una situación sanitaria de carácter catastrófico”, alertó la Conferencia Episcopal Venezolana

Para los obispos venezolanos en el país hay una situación de ingobernabilidad que se agrava por los recurrentes apagones y la crisis de los servicios públicos.

“La ingobernabilidad existente tiene su raíz en la ilegitimidad del régimen”, enfatizó el comunicado presentado este martes por la Conferencia Episcopal Venezolana.

“Los recurrentes apagones agudizan aún más la crisis de suministro y conservación de alimentos y medicinas”, subrayaron los jerarcas católicos.

A esto se suma “el agravamiento de la falta de agua” que amenaza “con generar una situación sanitaria de carácter catastrófico”.

Las protestas, además, “manifiestan el descontento generalizado ante la falta de los organismos”.