El alzamiento fue encabezado por el pran del lugar, Wilfredo José Ramos Ferrer, quien lanzó una granada a los funcionarios policiales y murió en el enfrentamiento

Al menos 25 personas fallecieron y otras 20 resultaron heridas durante un motín en los calabozos de la Policía de Acarigua, en el estado de Portuguesa, según la información preliminar de las autoridades, informó este viernes 24 de mayo una fuente del Ministerio Público (MP).

El enfrentamiento en el recinto fue encabezado por el pran del lugar, Wilfredo José Ramos Ferrer, quien lanzó una granada a los funcionarios policiales y murió en el enfrentamiento.

Este incidente dejó el saldo de 20 funcionarios policiales heridos y las víctimas fallecidas, pertenecientes al colectivo “carro”.

La situación fue controlada por comisiones mixtas de las Fuerzas de Acciones Especiales (Faes) de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), quien logró que se entregarán unos 540 presos y la baja de Ramos Ferrer.

El Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP), organización no gubernamental que defiende a los reos, aseguró a través de la red social Twitter que el hecho fue registrado en la Comandancia General de la Policía en el municipio Páez. Asimismo, responsabilizó de ello al Ministerio de Servicios Penitenciarios.

Según el OVP, que denuncia una “masacre” en el lugar, todos los fallecidos eran prisioneros. Hasta ahora ninguna autoridad ha ofrecido públicamente detalles sobre el caso.

El 29 de marzo de 2018 se registró uno de los motines más graves de Venezuela en el último cuarto de siglo. Se trató de un enfrentamiento en el centro de reclusión de la Policía Estatal de Carabobo, donde 68 personas perdieron la vida en un posterior incendio.

Cerca de una decena de reyertas carcelarias ha dejado decenas de fallecidos en el país en la última década, cuando se inició su peor crisis económica.

El OVP ha denunciado el hacinamiento de los centros de reclusión de Venezuela, tanto en cárceles como en calabozos estatales y municipales, que albergan aproximadamente a 85 mil personas, y que ha degenerado en el incremento de la violencia.

Los datos de la ONG aseguran que los centros penitenciarios bajo el control del Ejecutivo venezolano tienen una capacidad de 35.562 y la población reclusa es de 54.738.

La información del OVP, sin embargo, no coincide con los datos oficiales del Ministerio Penitenciario que asegura que en Venezuela existe una población de 54.116 reclusos y una capacidad de ocupación penitenciaria de 82.736.