El funcionario aclaró este jueves que la medida obedece al plan de reestructuración del ente y con ello pretende brindar una oportunidad a los Fiscales Provisorios para que obtengan su titularidad en los cargos que desempeñan

El Fiscal General de la República, Tarek William Saab, informó este jueves que desde su llegada al Ministerio Público -en 2017-, el organismo a su cargo ha procesado a 300 fiscales “que se desviaron de sus funciones” ,y con ello prevé la activación de un Plan Especial de Regularización Funcionarial de Fiscales Provisorios Activos del ente oficial.

Indicó que con la reestructuración del MP -por mandato de la Asamblea Nacional Constituyente- se pretende reconocer la trayectoria laboral de los fiscales provisorios activos, “que hayan ejercido el cargo por cuatro o más años ininterrumpidos y que puedan optar al cargo definitivo”.

“El plan deriva de la necesidad de que estos funcionarios ejerzan sus funciones con plena garantía constitucional: estabilidad laboral”, explicó Saab.

“Este plan no pretende obviar el concurso público y de oposición de credenciales, por el contrario, estamos a la espera del séptimo llamado, y con ello la opción de que estos fiscales provisorios participen”, agregó.

Entre los requisitos, el Fiscal mencionó: nacionalidad venezolana; mayor de 25 años de edad; abogado de profesión; buena conducta y solvencia moral; no estar inhabilitado ni tener sentencia firme o cualquier otra sanción disciplinaria, y estudios de profesionalización en universidades acreditadas.

“Esto es un avance importante para los profesionales (Fiscales Provisorios) que día a día estudian, trabajan, imputan cuando corresponde, trabajan en las audiencias correspondientes y obtienen sentencias condenatorias para quienes vulneran los derechos humanos de las personas”, acotó Saab en cadena nacional.

Sobre la impunidad

El máximo representante del Ministerio Público sostuvo, que desde el 2017 “hemos logrado avanzar de manera sostenida y firme, en trabajo conjunto con los demás poderes públicos, para que no exista impunidad”.

Y relató que no serán repetidos los mismos escenarios que vivió Venezuela en los años 60 a los 90 “con la IV República”.

“Fueron años en los que miles de venezolanos fueron asesinados o desaparecidos en actos de terrorismo, fueron asesinatos selectivos y progresivos de personas que tenían un compromiso con las luchas sociales”.

“Estudiantes acribillados en las calles, campesinos, obreros. Como la masacre de Cantaura, donde usaron aviones para bombardear a personas mientras dormían, unos 25 venezolanos desarmados. La masacre de Yumare, con nueve personas muertas; El Caracazo, donde desaparecieron a personas, y cuyos cuerpos fueron llevados a fosas comunes o fueron halladas flotando en ríos, también en cementerios clandestinos, más de tres mil masacrados, como la del Amparo, en el estado Táchira donde dos campesinos que sobrevivieron al ataque, relataron lo sucedido y les colocaron armas para simular el enfrentamiento, estas personas nunca obtuvieron justicia”, cuestionó el Fiscal Saab.

Finalmente, dijo “todo lo hemos hecho para cambiar lo que significó la violación de los Derechos Humanos durante la IV República”.

“Desde mi llegada al MP, hemos procesado 185 casos por violación de los Derechos Humanos, con un trabajo sistemático de la justicia venezolana, el poder judicial en pro de la impunidad”.