El secretario de estado reiteró su apoyo a los parlamentarios luego de que este martes presentaran nuevas sanciones en contra de funcionarios del ejecutivo

El gobierno de Estados Unidos ha aprobado este martes una nueva ronda de sanciones contra colaboradores de Nicolás Maduro en Venezuela por presunto uso de los programas de envío de alimentos para enriquecimiento ilícito.

En total, son tres personas y 16 empresas sancionadas por colaborar con Alex Saab y Álvaro Pulido.

“Estados Unidos está dando otro paso para ayudar a devolver la democracia a Venezuela aumentando la presión sobre los facilitadores corruptos del antiguo régimen de Maduro”, tuiteó Pompeo.

De igual manera, destacó: “Maduro y sus asociados continúan utilizando un programa de bienestar social como arma política, como lo demuestran los intentos actuales del antiguo régimen para obligar a los beneficiarios a firmar una petición antidemocrática y de libertad de expresión”.

El gobierno de Donald Trump aseguró que continuará trabajando con sus “socios democráticos en la región y en todo el mundo para apoyar al presidente interino Guaidó, y a la Asamblea Nacional”.