La viuda del general Raúl Isaías Baduel, Cruz María Zambrano, emitió sus comentarios, justo cuando abordaba el vehículo familiar que la llevaría de la morgue de Bello Monte, al cementerio general del Este

La última vez que hijos y demás familiares del genera en jefe Raúl Isaías Baduel lo vieron con vida, fue el pasado sábado 2 de octubre, tras un año sin tener contacto físico. “Fue una fe de vida”, aseguró este miércoles Nayesca Baduel, hija mayor del militar preso y bajo custodia de la administración de Nicolás Maduro.

“Ese día, nunca manifestó tener algún malestar asociado al Covid_19, por el contrario, sufría dolencias luego de que el pasado 23 de diciembre (2020) fuera sometido a una intervención quirúrgica en condiciones infrahumanas, ya que la practicaron en una carpa, cuando aún permanecía preso en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin)”.

Relató que el general fue intervenido de una hernia inguinal, y sometido “a un bloqueo anestésico a nivel raquídeo. Tardaron una hora para ello”, sostuvo.

Y aseguró que su padre, no mostró síntoma alguno asociado al COvid-19. “De lo contrario, lo hubiésemos notado durante la visita, ese 2 de octubre”, aseguró.

Nayesca Baduel, hija mayor del general Raúl Isaías Baduel, este miércoles, en las afueras de la morgue de Bello Monte

Familia niega que causas de muerte hayan sido por Covid_19

Margaret Baduel, otra de las hijas del militar, relató ante los medios de comunicación que su padre falleció en los brazos de su hermano. Ambos compartían celda.

“Mi papá falleció cerca de mi hermano. Si mi papá tenía Covid, entonces mi hermano también lo tiene, y el resto de quienes ese 2 de octubre fuimos a visitarlo. Si estaba tan mal, ¿por qué no le dieron atención médica oportuna?, por ello negamos rotundamente que esas hayan sido las causas de su muerte”, sentenció.

Margaret Baduel cuestionó que el fiscal general de la República, Tarek William Saab, informara sobre el fallecimiento de su progenitor, mucho antes de que se practicara la evaluación forense de rigor, según exigieron sus familiares.

“La noticia emitida por el fiscal, fue cerca de las 6:00 p.m., y la autopsia fue a las 11:00 p.m.”, dijo.

Aclaró que el protocolo indica “sospecha de Covid, y eso no es una afirmación, también señala que sufrió un infarto al miocardio y edema cerebral”.

Margaret Baduel, hija del preso político y militar, Raúl Isaías Baduel, fallecido en la sede del Helicoide

“Responsabilizamos al régimen, esto no fue una muerte casual, ellos nos han golpeado de todas las formas, mi hermano sigue siendo torturado, tememos por su vida, nosotros tememos por la nuestra”, acotó.

Dijo también que al general Baduel le fueron practicadas varias pruebas para detectar si padecía de Covid, “y todas dieron negativo, tanto en “La Tumba -Sebin” como durante los quince días que estuvo en el Helicoide”. “Mi papá dijo que lo vacunaron, pero nunca le dieron la tarjeta para respaldar”, puntualizó.

Y finalizó diciendo que -según la revisión médico legal- se determinó que Baduel tenía obesidad mórbida, cardiopatías, hipertensión grave “que nunca fue controlada y aun así fue operado”.

Finalmente, el cadáver del militar y preso político sí fue llevado a la Morgue de Bello Monte

La carroza fúnebre que llevaría el cuerpo del general en jefe Raúl Isaías Baduel hacia el cementerio del Este, llegó a la morgue de Bello Monte, a las 11:20 a.m., de este miércoles 13 de octubre.

Entre tanto, la familia -procedente de Maracay, estado Aragua-, se fue agrupando para el acompañamiento, aún cuando sabían que no todos podían estar en los actos fúnebres.

La familia sería escoltada al cementerio -además- por una comisión de la Policía Nacional Bolivariana y otra del Sebin.

Funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia iban en dos camionetas doble cabinas, identificadas con el logo de la PNB.

La familia de Baduel exigió al la Corte Interamericana de los Derechos Humanos, abrir una investigación en torno a este caso que es tá en primera plana en todas las conversaciones y los medios de comunicación.