Venezuela necesita el “el retorno de exilados y perseguidos”, subrayó la vicepresidenta del Movimiento Al Socialismo, María Verdeal

“Son pequeños avances que se están dando y que, hasta ahora, no se habían podido conseguir”. Así define María Verdeal, vicepresidenta nacional del Movimiento Al Socialismo (MAS), lo que ha sucedido en el mundo político venezolano después de la firma de los acuerdos de Casa Amarilla.

El lunes 16 de septiembre varios partidos de oposición firmaron un conjunto de compromisos con el gobierno de Maduro.

“Es prematuro hablar de un balance cuando todavía está en proceso la instalación de las mesas”, acotó Verdeal a Contrapunto. Sin embargo, “tenemos algo a favor”.

Verdeal destaca, no obstante, la liberación del diputado Edgar Zambrano, “alguien que nunca ha debido estar preso”. Insiste en que “un preso político fuera de la cárcel es un avance para recuperar la democracia, a favor de la democracia”.

La dirigente masista hace énfasis, también, en el regreso a la Asamblea Nacional (AN) de los diputados del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

Sobre los presos políticos, enfatizó que, aun cuando no participó en su elaboración, se mantiene la lista de más de 50 personas que serían liberadas. “nosotros abogamos para que, más que una lista, se abra un proceso de pacificación”, que es “algo más profundo”.

En otras palabras, Verdeal llama al gobierno a usar figuras como la amnistía, el indulto o la gracia presidencial para la liberación de presos políticos. Pero también reclama “el retorno de exilados y perseguidos” que “es algo que ayuda a tranquilizar el país en el ámbito político”.