La reapertura trae consigo una disminución del uso de trochas, “un aspecto positivo”, dijo el Director General de Migración Colombia, Christian Krüger Sarmiento

A través de un comunicado, Migración Colombia informó que durante el primer día de reapertura de frontera en el Estado Táchira por parte del Gobierno venezolano, más de 70 mil personas entraron y salieron del territorio colombiano por los pasos fronterizos del Norte de Santander.

El director general de Migración Colombia, Christian Krüger Sarmiento, señaló que fueron más de 34 mil los ciudadanos venezolanos que ingresaron al territorio nacional, mientras que cerca de 40 mil regresaron a su país.

La jornada, que fue supervisada minuto a minuto por el equipo de Migración Colombia, se caracterizó por una alta afluencia de viajeros retornando a Venezuela, gran parte de ellos venezolanos que ingresaron a comprar alimentos y productos de primera necesidad, así como quienes en su momento habían ingresado para recibir asistencia médica pero, por su estado de convalecencia, no habían podido regresar ya que les hubiese tocado hacerlo a través de una trocha.

“Con la reapertura de los cruces fronterizos en Táchira por parte de Maduro comienzan a registrarse, nuevamente, altos flujos de viajeros en los diferentes pasos habilitados entre Colombia y Venezuela, en Norte de Santander”, afirmó
Krüger Sarmiento.

Asimismo, esta reapertura trae consigo una disminución del uso de trochas por parte de las personas, un aspecto positivo, “ya que no continuará poniendo en riesgo su integridad para cruzar la frontera y mucho menos pagar para que se les permita hacerlo como estaba sucediendo”, explicó Sarmiento.

También insistió en que la apertura debe estar acompañada de acciones reales: “con los flujos que se registraron hoy, y creemos se mantendrán en los próximos días, mantener los contenedores sobre los puentes es poner en riesgo la integridad y la vida de las personas que transitan por ahí”, dijo el jefe de la autoridad migratoria colombiana.

Indicó además que se mantendrá el monitoreo permanente de la zona, así como el plan de contingencia que permita atender cualquier eventualidad.