Moreno indicó que hay una contradicción en “sancionar unilateralmente por la presunta violación de los derechos humanos”

El presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela, Maikel Moreno, rechazó este lunes “de manera firme y categórica” las nuevas sanciones que la Unión Europea (UE) aprobó, y mediante las que añadió a 19 personas a su listado, entre ellos, a seis magistrados de la alta corte y que eleva a 55 las personas sancionadas por el grupo de los 27.

A través de un comunicado de su despacho, Moreno consideró que la UE “se ha puesto al margen del Derecho Internacional, reconocido por las naciones civilizadas, al pretender dirigir y evaluar el desempeño de estos funcionarios y funcionarias del país”.

A su juicio, las sanciones buscan “vulnerar la soberanía” de Venezuela y de su pueblo”.

Consideró que estas medidas “representan una abierta agresión contra la soberanía venezolana” y buscan “entorpecer la consolidación de la paz y el entendimiento entre los venezolanos”.

Además, indicó que hay una contradicción en “sancionar unilateralmente por la presunta violación de los derechos humanos, cuando dichas sanciones son en sí mismas una violación a los derechos humanos”.

Frente a ello y en su condición de presidente del TSJ, reiteró su “apoyo a los procesos de diálogo nacional”.

“El Tribunal Supremo de Justicia ha sido conteste y promotor del diálogo en Venezuela y sus decisiones han estado centradas en la búsqueda permanente de los espacios de encuentro y paz, apoyándonos en nuestro ordenamiento jurídico para que se imponga, la justicia”, apostilló.

Los ministros de Asuntos Exteriores de la UE ampliaron este lunes la lista de sancionados que ya llega a 55 y entre los que se encuentran la vicepresidenta ejecutiva, Delcy Rodríguez, y el diputado Diosdado Cabello, considerado el número dos del chavismo.