Sostuvo que la celebración efectuada se trató de un exceso. “Fue irrespetuoso, una desconsideración, una imprudencia y una bofetada al sacrificio que ha hecho la ciudad de Maracaibo para poder aplanar la cadena de contagio del coronavirus”

El constituyente Fidel Madroñero aclaró los rumores sobre la coronaparty efectuada
el pasado sábado 22 de agosto, en el restaurante Muerde la Carne, ubicado en Maracaibo, estado Zulia, el cual se dijo, por redes sociales y diferentes medios de comunicación, que era de su propiedad.

En tal sentido, dijo: Mi única vinculación con los restaurantes es que yo crecí en varios de ellos, porque mi papá fue mesonero por 30 años.

En declaraciones para el diario local Qué Pasa, dijo que “celebrar fiestas durante la pandemia es una imprudencia que pone en riesgo la vida de los participantes y burla el esfuerzo de las autoridades por preservar la salud de la población ante la COVID-19.

Aclaró que “las especulaciones vienen de un sector de la derecha zuliana, ligado a Voluntad Popular, que en la época de las guarimbas extorsionaban a los restaurantes. Intentaron extorsionar al dueño de ‘Muerde la Carne’, él hizo la denuncia pública y yo salí a respaldar esa denuncia. No se dejó extorsionar”.