“Las amenazas que suenan hacia el gobierno de Maduro” y la posición de Juan Guaidó “no tienen nada que ver con la democracia”, aseveró el canciller ruso luego de reunirse con su homólogo estadounidense, Mike Pompeo

El canciller ruso, Serguéi Lavrov, afirmó este martes, 14 de mayo, que la democracia en Venezuela no puede imponerse por la fuerza y defendió el diálogo “y la toma de decisiones por parte de los venezolanos”.

Lavrov insistió en que “la democracia no puede establecerse por fuerza” y sostuvo que “las amenazas que suenan hacia el gobierno de Maduro, esas amenazas que provienen de los representantes de las administraciones de Estados Unidos y del señor Guaidó, que siempre recuerda que tiene derecho de invitar a una intervención militar de fuera, eso no tiene nada que ver con la democracia”.

Recordó lo sucedido con las invasiones de Estados Unidos en Libia e Irak.