El Ejecutivo de Maduro culpa de la emergencia humanitaria a las sanciones. Gremios, sindicatos y organizaciones sociales y de derechos humanos responsabilizan al mandatario de la crisis

Mientras la alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, se reunía este jueves 21 de junio con funcionarios del Ejecutivo del mandatario Nicolás Maduro, organizaciones de derechos humanos y familiares de los presos políticos le pedían a la funcionaria que abriera una oficina permanente en Venezuela.

Bachelet y su equipo se encontraron con una Venezuela escindida en, al menos, dos bandos. El Ejecutivo responsabiliza a las sanciones de la Administración Trump de la crisis que vive actualmente el país. Las organizaciones sociales y de derechos humanos, gremios y dirigentes opositores culpan a Maduro de la debacle social.

Ejecutivo: Un ataque sistemático

El ministro de Planificación, Ricardo Menéndez, aseguró que hay un “ataque sistemático” contra el Ejecutivo. “El ataque a Venezuela ha sido un ataque sistemático, así se lo hemos informado (…) desde el punto de vista del imperialismo norteamericano, ha sido un ataque contra toda la economía nacional y ese ataque se ha visto afectado precisamente en los niveles de ingreso de la república”, dijo el funcionario, según EFE.

Agregó Menéndez que hay dinero confiscado. “En este momento, Venezuela tiene en el exterior más de 4.800 millones de euros solamente en cuentas a nivel internacional”, aseguró. De acuerdo con sus estimaciones, en Inglaterra están “secuestrados” 1.600 millones de euros pertenecientes a Venezuela, otros 1.300 millones en Portugal, 1.100 millones en EEUU. Además, citó el funcionario, que en Bélgica y otros países están retenidos 500 millones de dólares.

“En el año 2013 teníamos ingresos cercanos a los 42.600 millones de dólares (…) y estos recursos para el año 2018 se redujeron prácticamente a 4.000 millones de dólares, una reducción de más de nueve veces, 944 % la tasa de reducción”, indicó.

Organizaciones: la culpa es de Maduro

Bachelet y su equipo se encontraron con varias protestas este jueves. Hubo manifestaciones en hospitales, en la sede del PNUD y en la Cancillería.

-FOTODELDÍA- AME5083. CARACAS (VENEZUELA), 20/06/2019.- Un ex trabajador petrolero de Exxon Mobil que lleva 21 días en huelga de hambre, según su testimonio, muestra su abdomen durante un plantón de cientos de exempleados que exigen el pago de sus obligaciones laborales este jueves, en las inmediaciones de la Cancillería venezolana, en Caracas (Venezuela). Decenas de personas se manifiestan en busca de atraer la atención de la alta comisionada de Naciones Unidas para los derechos humanos, Michelle Bachelet, quien visita Venezuela después de decenas de peticiones de la oposición, que asegura que el Gobierno de Nicolás Maduro encarcela a disidentes inocentes y viola de forma sistemática los derechos humanos. EFE/ Rayner Peña

Extrabajadores del sector petrolero se concentraron en la avenida Urdaneta, a dos cuadras del Palacio de Miraflores, para exigir que les paguen lo que, aseguran, se les adeuda. Hay más de 500 empleados de la industria que exigen la cancelación de un dinero prometido.

En la sede del PNUD, organizaciones civiles y de derechos humanos manifestaron para pedir la liberación de a quienes consideran presos políticos y acciones concretas para atender la emergencia humanitaria.

“El lunes exigíamos que se liberaran, como condición, a los presos políticos y quiero decir que esa exigencia sigue pendiente, no ha habido un resultado concreto hasta ahora como es la liberación de todos los presos políticos”, explicó el director de Foro Penal, el abogado Alfredo Romero.

Para Foro Penal hay en Venezuela más de 600 presos políticos y entre el lunes y el jueves fueron excarcelados 28.

Trabajadores de salud se concentraron a las afueras de la Maternidad Concepción Palacios y del Hospital de Nioños J.M. de los Ríos para exigirle a la alta comisionada que constate la escasez de medicinas. “Señora Bachelet, Maduro es Pinochet”, gritaban los manifestantes, reportó EFE.