Tajeldine dijo que a raíz de ese caso, en el también entra la potestad de Citgo y el oro en el Reino Unido, hay una negociación directa entre el Estado colombiano, con la que la dirigencia de la oposición se estaría beneficiando

Este viernes Laila Tajeldine, abogada, profesora de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV) y analista internacional aseguró que el comunicado de Jorge Rodríguez, donde notificó un posible “quiebre” de la Mesa de Diálogo, que el gobierno de Nicolás Maduro sostiene con la Plataforma Unitaria de Venezuela es una alerta

“Se ha notado en los últimos tiempos varios pasos que realmente están faltando al compromiso principal que se asumió en agosto con la firma del memorándum de entendimiento, porque evidentemente, como se puede hablar el regreso de los bienes y los activos de la nación, cuando vemos que paralelamente a las mesas de negociación estamos viendo varias negociaciones que están llevando aparte, donde estamos viendo que lo que están haciendo es más bien es resguardando sus intereses económicos y el robo”, dijo en un contacto con Contrapunto.

La especialista afirmó que esto significa que la dirigencia de la oposición, liderada por Juan Guaidó, estaría tratando de beneficiarse personalmente y evitar que entren los activos que Venezuela tiene en el exterior.

Esto sería luego de que esta semana, Guaidó se refiriera  al caso de la empresa Monómeros Colombo-Venezolanos S.A., que se encuentra en disputa con la administración de Maduro sobre su potestad, al igual que la empresa Citgo, diciendo que la petroquímica será de los venezolanos. 

“La empresa Monómeros está protegida. Estamos haciendo todos los esfuerzos para proteger los activos de los venezolanos”, aseguró Guaidó.

Sin embargo, Tajeldine dijo que a raíz de ese caso, en el también entra la potestad de Citgo y el oro en el Reino Unido, hay una negociación directa entre el Estado colombiano, con la que el dirigente de la oposición se estaría beneficiando.

“No en vano este personaje va a dejar que tomen este activo de la nación como lo es Monómeros, sin que le den nada a cambio tanto a él como a su organización política”, afirmó.

21 de noviembre

Más temprano, Contrapunto conversó con Giovanna De Michelle, quien afirmó que todo pareciera estar indicando que hay una intención de torpedear de alguna forma la mesa de diálogo y negociación en México, ya que todo pareciera estar indicando que hay esa intención.

“Las razones se podrían prestar a cualquier cantidad de especulaciones. Pudiera pensarse que la mesa en México constituye una suerte de incentivo para que la Venezuela opositora salga a votar, cosa que a la administración de Nicolás Maduro evidentemente no le favorece”, aseveró.

Pese a eso, Tajeldine aseguró que más bien sería la Plataforma Unitaria de Venezuela, quien tiene el deseo de querer romper con lo estipulado en esta mesa de diálogo, ya que en las futuras elecciones del 21 de noviembre, que se van a dar en Venezuela “definitivamente, de acuerdo a las encuestas que se han hecho, dan como ganador a las fuerzas del Estado del gobierno venezolano”, dijo.

“Frente a eso estamos viendo la actitud que está desarrollando Estados Unidos, que está desarrollando la derecha para torpedear estos acuerdos que han avanzado tanto el gobierno venezolano como la derecha”, aseveró.

Además de eso, la especialista reiteró que hasta ahorita lo que ha demostrado la dirigencia de la oposición “es que son bastante tramposos”, ya que estarían jugando al beneficio personal y “para enriquecerse ellos vendiendo los intereses de la patria, vendiéndose los activos de la patria”.

Por otro lado, el jefe de la delegación del gobierno de Nicolás Maduro, ante la Mesa de Negociación en México con la Plataforma Unitaria de Venezuela, Jorge Rodríguez aseguró que la oposición quiere “sabotear, condicionar y evadir” el Memorando de Entendimiento, firmado en el primer encuentro entre ambas partes. 

Según el comunicado de la delegación del gobierno de Maduro, esta declaración ocurre porque “con sorpresa y vergüenza el país ha asistido durante las ultimas horas a un conjuntos de graves hechos y peligrosas declaraciones públicas que evidencian la naturaleza criminal”. 

En ese sentido, el dirigente del chavismo afirma en el documento que bajo el denominado “gobierno interino”, la oposición de Venezuela tendría la intención de “robar y saquear al país”, con una presunta estrategia diseñada desde el extranjero.