Hecmeli Rodríguez, de 8 años de edad, desapareció el lunes 9 de septiembre. Su cuerpo fue hallado días después entre los manglares en la Laguna de los Mártires

La desaparición de Hecmeli Rodríguez, una niña de ocho años, el lunes 9 de septiembre, encendió las alarmas en Juan Griego y en otras comunidades en la isla de Margarita (Nueva Esparta). Reportes de prensa afirman que su mamá, Carmen Oliveros, tuvo que salir al Hospital Luis Ortega, en Porlamar, por una emergencia, Oliveros dejó a la niña sola, y a cargo de su hermanito. A la pequeña la vieron por última vez en el patio de su casa, ese día, vestida con franela blanca y falda rosada.

Pasó un día, pasó otro. La niña no aparecía. La familia hizo llamados por las vías posibles para dar con el paradero de Hecmeli.

Su cadáver, ya en estado de descomposición, apareció entre los mangles en la Laguna de Los Mártires. Así lo encontraron los cuerpos de seguridad.

EXtraoficialmente los responsables de la violación y del homicidio de la niña son dos hombres: uno de 70 años y otro de 40 años.

“Como madre y mujer, me duele ver como matan los sueños de una pequeña que apenas está comenzando su vida. Los valores en nuestra sociedad se perdieron por completo, nuestros niños están creciendo expuestos a la violencia en todas sus formas”, expresó la primera dama de Nueva Esparta, Leynys Malavé de Díaz.

También hizo un llamado a las autoridades competentes a “aplicar todo el peso de la Ley a los responsables de este abominable hecho. Esta clase de crímenes no pueden quedar impunes”

El caso trascendió las fronteras venezolanas. Incluso, el comisionado especial de seguridad de Juan Guaidó, radicado en Estados Unidos, Iván Simonovis, aseguró que este caso “evidencia el grado de descomposición social al que nos ha llevado el socialismo del siglo XXI”.