La Fiscalía boliviana emitió este miércoles una orden de aprehensión en contra del ex presidente Evo Morales, a quien el Gobierno Interino de Jeanine Áñez, ha acusado por los supuestos delitos de sedición y terrorismo.

El Ministro Interino de Gobierno (Interior), Arturo Murillo, compartió en Twitter una fotografía del documento en el que se ordena aprehender a Morales, refugiado en Argentina, y trasladarlo ante la Fiscalía Especializada Anticorrupción para “prestar su declaración informativa. 

El proceso abierto contra el ex gobernante, quien dimitió el 10 de noviembre, se sustenta en un audio revelado por Murillo, en el que supuestamente se escucha la voz de Morales, dando instrucciones a uno de sus partidarios, el cocalero Faustino Yucra, para bloquear caminos e interrumpir el suministro de alimentos a algunas ciudades.

Tras la dimisión de Morales, quien estuvo por casi 14 años en el poder, varias ciudades del país, principalmente las de La Paz y su vecina El Alto, sufrieron escasez de alimentos y combustibles, que obligó al gobierno interino a habilitar puentes aéreos.

“Que no entre comida a las ciudades, vamos a bloquear, cerco de verdad”, se escucha decir a la voz que, según Murillo, pertenece a Morales, en el diálogo telefónico con Yucra. En ese momento -según la denuncia- el ex jefe de Estado se encontraba en México, la primera parada en su exilio, antes de ir a Argentina.

El coronel Fernando Guarachi, jefe de una unidad policial de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), dijo por separado al canal privado de televisión ATB, que se tomarán todas las medidas pertinentes para la aprehensión, dado que Morales está en suelo argentino desde el pasado jueves.

Foto:EFE

“Se van a hacer todos los actos investigativos que sean necesarios para poder coordinar, sin embargo, es atribución del Ministerio Público poder coordinar también con sus similares de otros países” para cumplir la detención, señaló.

Morales ha calificado varias veces al mencionado audio como un montaje.