La magistrada Sara Cockerill, del juzgado comercial de la Alta Corte de Londres, debía determinar este jueves cuál de los dos rivales políticos reconoce como “presidente de facto”

El Tribunal Supremo británico aceptó pronunciarse sobre el oro de Venezuela guardado en el Banco de Inglaterra, disputado por Nicolás Maduro y Juan Guaidó, pero el caso deberá esperar hasta después de la mitad del 2021.

“La orden del Tribunal Supremo que da a Guaidó permiso para apelar fue emitida el día de ayer miércoles por la tarde, aún no tenemos una fecha para la audiencia pero no se espera que tenga lugar hasta la segunda mitad de 2021”, dijo este jueves a la AFP, Jane Wessel, abogada del gabinete que representa a la oposición venezolana.

Por su parte, el abogado de la administración Maduro, Nicholas Vineall, aseguró que este complejo caso, en que la justicia británica ya había dado la razón al líder opositor para luego quitársela, podría ahora tener que esperar hasta “octubre o noviembre del año que viene”.

Venezuela dobla reserva de oro en Banco de Inglaterra

Por una orden de la Corte de Apelación emitida en octubre, la magistrada Sara Cockerill, del juzgado comercial de la Alta Corte de Londres, debía determinar el jueves si la justicia volvía a preguntar al gobierno de Boris Johnson a cuál de los dos rivales políticos reconoce como “presidente de facto” de Venezuela.

Sin embargo, la juez decidió que dado que el Tribunal Supremo autorizó la víspera revisar ese fallo “sería inapropiado seguir adelante” con un procedimiento paralelo.

“Así que anularemos las vistas que teníamos previstas en enero y abril y esperaremos a lo que el Tribunal Supremo tenga que decir en su debido momento”, afirmó.