El presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), respondió a la decisión del Gobierno de los Estados Unidos de ofrecer una recompensa de cinco millones de dólares por su captura. “No es la primera vez que pretenden atacarme los voceros del imperio norteamericano”

Desde Tribunal Supremo de Justicia, Maikel Moreno, señaló que mantiene su “compromiso y lealtad con el país ante cualquier pretensión injerencista que busque amedrentar y desviar el rumbo de la administración de justicia, la cual se rige de forma estricta en los postulados establecidos en la Constitución y leyes nacionales”.

Indicó, ante lo que considera una nueva arremetida del gobierno de los Estados Unidos contra el Poder Judicial venezolano, que ese tipo de acusaciones “cobardes e infundadas fortalecen su deseo de seguir trabajando desde el Tribunal Supremo de Justicia para continuar ofreciendo un servicio eficiente y eficaz, que garantiza el acceso a la justicia y el debido proceso de los ciudadanos y ciudadanas del país”.

“No es la primera vez que pretenden atacarme los voceros del imperio norteamericano, en sus intentos torpes, desesperados, llenos de manipulaciones y mentiras, mediante los cuales buscan subvertir la institucionalidad democrática y la paz en Venezuela, pero no podrán lograrlo, porque la independencia y la soberanía de la Patria no están en discusión. Reitero que, el Poder Judicial venezolano no acepta tutelaje alguno de ningún gobierno extranjero, en nuestro país nos debemos a la Constitución, a las leyes y al pueblo”, manifestó el presidente del TSJ.

Finalmente ratificó que continuará su trabajo en contra de la corrupción “junto a los Magistrados y las Magistradas del Alto Juzgado de la República Bolivariana de Venezuela, los jueces y las juezas de los tribunales, así como con los servidores y las servidoras judiciales del país”.