El femicida atacó a la víctima -también venezolana-, con un cuchillo por negarse a reanudar la relación sentimental

Jason Campos, venezolano radicado en Colombia, fue imputado por el femicidio agravado de su exnovia -también venezolana-, en medio de una discusión por celos.

La víctima respondía al nombre de Estefany Dariana Arévalo y su muerte fue el pasado 30 de marzo en Roldanillo, Valle del Cauca.

Ambos salieron de Venezuela en busca de un mejor futuro, ahora ella está muerta y él, en la cárcel.

El resumen policial indica que Campos llegó el día del crimen al sitio de trabajo de la joven de 21 años, donde discutieron. Al parecer como ella no accedió a volver con él, este sacó un cuchillo, de los tres que llevaba y la atacó.

Dos motorizados trasladaron a la víctima al Hospital de San Antonio, pero murió a los pocos minutos. Días después el homicida fue aprehendido gracias al testimonio de quienes presenciaron el lamentable hecho.