La hija del general Raúl Isaías Baduel, Andreina Baduel, denuncia que su padre fue “asesinado” y asegiura que no estaba contagiado de COVID-19 porque recientemente tuvieron una fe de vida, de quien fuera ministro de la Defensa entre 2006 y 2007.

La afirmación fue hecha vía a través de la red social Twitter y asume que su padre dejó un “legado de dignidad y fe”.