Durante la reunión del Consejo de DDHH de la ONU se aprobóel documento con un alto número de abstenciones (26, entre ellas España y otros países de la UE), 14 votos a favor y siete en contra, entre ellos Brasil, Perú, Chile, Ecuador y Uruguay, promotores de la otra iniciativa

El embajador venezolano ante Naciones Unidas en Ginebra, Jorge Valero, protestó este martes ante una resolución que a su juicio busca «la imposición de un mecanismo de monitoreo que no cuenta con el consentimiento de mi país ni de mi pueblo».

Consideró que esta misión, «elabora informes falsos, sin rigor científico, y ha despilfarrado casi tres millones de dólares».

El representante venezolano criticó a la Unión Europea que apoyó la resolución, y los señaló de guardar silencio ante las sanciones de Estados Unidos a Venezuela, aunque fue aún más crítico con aquellos países latinoamericanos que promovieron el texto, a los que apodó «el cártel de Lima».

«Responden sumisamente a los intereses de una potencia colonial decadente, la de Donald Trump. Los Gobiernos del cártel de Lima son los más serviles y se arrastran sin vergüenza ante la bota imperial», señaló en el Consejo de Derechos Humanos.