Por el hecho fue capturado Luis Ricardo Gómez Peñaranda, de nacionalidad colombo- venezolana, y buscan al exfuncionario de Polichacao, Fred Armando Mavares Zambrano, y al expolicía del municipio Independencia, Esteban Miranda Cruz

El vicepresidente de Comunicación, Cultura y Turismo, Jorge Rodríguez, presentó este sábado 31 de agosto pruebas sobre presuntos atentados organizados desde Colombia para atacar la sede del Faes en Cotiza, el bloque 40 del 23 de Enero y la estructura del Palacio de Justicia durante el mes de agosto.

En ese sentido, señaló que el pasado 17 de agosto miembros del Poder Popular se percataron de la presencia de bolsas “de carácter sospechoso” en la edificación de las Fuerzas de Acciones Especiales de la Policía Nacional Bolivariana (Faes) en Cotiza y en el bloque 40 de la parroquia 23 de Enero, ambos en el municipio Libertador de Caracas.

“Lo que querían hacer era matar a miles de personas en esos días, desde el 17 de agosto hasta el pasado 29 de agosto”, dijo Rodríguez en declaraciones desde el Palacio de Miraflores.

Señaló que la división antiexplosivos del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), determinó que se trató de explosivos cargados de C4 que intentaron ser detonados “sin pensar cuántas mujeres, hombres, niños y niñas transitan por esos espacios”.

“Estamos aquí para presentar a todo el pueblo hechos muy graves que afortunadamente pudieron ser evitados por el Gobierno Bolivariano”, agregó.

Las investigaciones condujeron a la captura el pasado 29 de agosto de Luis Ricardo Gómez Peñaranda, de nacionalidad colombiana y venezolana. Por estos hechos también se encuentran en la búsqueda del exfuncionario de Polichacao, Fred Armando Mavares Zambrano, y el expolicía del municipio Independencia, estado Miranda, Esteban Miranda Cruz . 

El ministro de Comunicación e Información indicó que este plan fue coordinado por Julio Borges y Cliver Alcalá Cordones, con el apoyo del presidente de Colombia, Iván Duque.

Igualmente, con la colaboración de Gómez Peñaranda, determinaron la existencia de tres campamentos en territorio colombiano (Maicao, Rioacha y Santa Marta), donde se entrenan paramilitares con el fin de atentar contra los venezolanos y el gobierno del presidente Nicolás Maduro, señaló Rodríguez.

Lamentó que el Gobierno de Colombia “convierta su política en una amenaza contra la tranquilidad de Venezuela”, y reiteró que desde el país neogranadino se planificaron los principales actos terroristas perpetrados en el país.