El canciller venezolano explicó que Rusia se enfrenta a EEUU para defender los derechos internacionales, y que su interés no es petrolero. A su vez, afirmó que Venezuela ha estrechado sus relaciones con los pueblos latinoamericanos quienes han sido testigos de los “ataques contra el país”

El canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, afirmó este lunes que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, está siendo asesorado por “guerreristas”, refiriéndose en especial a John Bolton, que lo han “mal encaminado con respecto a Venezuela”.

Arreaza aseguró, en entrevista con el canal internacional ruso RT, que Trump tiene la posibilidad de cambiar el rumbo de sus decisiones si se aleja de “los halcones”, forma en la que describe a John Bolton y otros políticos estadounidenses, y espera que el secretario norteamericano, Mike Pompeo pueda “recapacitar” y pensar bien sobre Venezuela.

El canciller explicó que EEUU tiene una obsesión “loca” sobre el país, no tiene respeto por los derechos internacionales y que maneja a la oposición venezolana para respaldar la intervención militar en la que pueden resultar muertos soldados norteamericanos.

Fuera de guerras ideológicas

Arreaza destaca que el enfrentamiento entre Rusia y EEUU con respecto a Venezuela no responde a intereses petroleros, o económicos, al menos por parte del país europeo, quienes “han visto las agresiones y saben que estas no solo pueden terminar aquí. Pueden seguir a Nicaragua, a Cuba”.

Considera que Rusia se enfrenta para defender los derechos internacionales, y evitar una intervención. A su vez, destaca las relaciones económicas que ha tenido con el país europeo y con su otro aliado, China, y que este último tiene un tratado con Venezuela de arquitectura a cambio de petróleo, donde no existe ninguna deuda.

“Ningún país le puede venir a decir a Venezuela con quien o con quien no hacer negocios. Esto no es una guerra fría, no es una guerra ideológica contra el capitalismo o el neoliberalismo que mantiene pobre a 80 países”, explica.

Según el canciller, el gobierno ha logrado estrechar lazos con los pueblos latinoamericanos a pesar de existir una “élite” que gobierna varios países suramericanos, y que están a disposición de EEUU.

Acusó al presidente de Colombia de enfocar su política exterior solo en Venezuela y que esto “le pasará factura después”, y le sugirió enfocarse en la problemática existente de su país como los indígenas y el narcotráfico.

La responsabilidad de España

Arreaza afirma que, sobre la situación de Leopoldo López, España debe respetar las leyes venezolanas y entregar al político que “aprovechó la confusión para fugarse”.

Acota que el país necesita una oposición nacionalista e independiente de los intereses estadounidenses, que la confronte en ideas y en elecciones, como debe ser. Agrega que el diálogo es la única vía en el sistema democrático, y que esta aún se encuentra disponible para aquellos que esten dispuestos.