El abogado aseguró que hasta el viernes 4 de octubre nadie de la llamada “Mesa de Diálogo Nacional” se había comunicado con las defensas ni los familiares de los presos políticos

Como defensor de Juan Carlos Requesens, diputado de la Asamblea Nacional (AN), y Roberto Marrero, jefe de Despacho del presidente de la AN Juan Guaidó, el abogado Joel García no posee información sobre cómo ni cuándo se producirán o cuál será el criterio de liberación de los presos políticos a tres semanas de la firma del acuerdo entre gobierno del mandatario Nicolás Maduro y los partidos Cambiemos, Soluciones, Movimiento al Socialismo y Avanzada Progresista, al cual se han unido recientemente Esperanza para el Cambio y Patria para Todos.

García también reclama que le negaron ver a Requesens: “Ayer ( se refería al jueves pasado) fuimos a ver a Requesens, para conversar sobre el Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria ante la ONU y no nos permitieron el acceso a él. Solo se limitan a decir que son ordenes superiores. Siempre reflexionamos sobre quién puede ser el superior que da esa orden, o es el director del Sebin o desde la vicepresidencia o desde la presidencia de la República que esa es la cadena de mando del Sebin”.

Hasta el momento, García reclama que por parte de los integrantes de la llamada “Mesa de Diálogo Nacional”, a quienes dice desconocer, no han sido llamados ni las defensas ni los familiares de los presos políticos para hablar sobre los detalles de las posibles liberaciones.

“Si bien es cierto que ellos se atribuyen esas negociaciones, podemos preguntar a quiénes representan, a quiénes llaman, a quiénes participan las informaciones. En esas conversaciones deberían participar los familiares de los presos políticos, representantes de las ONG y los abogados”.

El defensor judicial explica que al desconocer los criterios de liberación que vaya a usar el gobierno para las supuestas liberaciones, no puede hablar sobre quienes podrían ser los beneficiados de los 470 que existen en Venezuela, según los datos manejados por Foro Penal hasta el 30 de septiembre.

“El preso político tiene una particularidad; está preso por su conciencia o por lo que dijo. Los delitos de todos son similares; traición a la patria, conspiraron, terrorismo, asociación para delinquir. Entonces, no sabemos cuál es el criterio que usarán porque si es por el delito deberían salir todos, o si será por el grupo al que pertenecen, las condiciones en que se produjeron sus detenciones o las circunstancias o los hechos con los que son vinculados”.