En lo relativo a política interna Duque destacó que su país ha puesto en marcha un plan nacional de vacunación contra la COVID-19, con el que se espera inmunizar a unos 35 millones de personas

La comunidad internacional “no puede ser indiferente ante los crímenes atroces” cometidos por el régimen de Nicolás Maduro en Venezuela,que atañen no sólo a sus víctimas sino a toda la humanidad”, destacó el presidente colombiano, Iván Duque, en su intervención en el Consejo de los Derechos Humanos de la ONU.

En una sesión en la que igualmente intervendrá el presidente Maduro, Duque también manifestó este lunes su apoyo a la misión internacional para esclarecer las violaciones de derechos humanos en Venezuela, creada por el propio Consejo de la ONU en 2019 y que elaboró su primer informe en 2020.

El informe, recordó el presidente colombiano, confirmó “el ataque sistemático del régimen contra toda forma de oposición mediante las desapariciones forzadas, las detenciones arbitrarias o las ejecuciones extrajudiciales”.

“Confiamos en que la misión permitirá restablecer las responsabilidades que corresponda”, señaló Duque, quien aseguró que Colombia “ha apoyado con fraternidad y solidaridad a los cerca de dos millones de migrantes venezolanos que están en nuestro país huyendo de la tragedia causada por la dictadura de Maduro”.

“Los colombianos no olvidamos que fue un venezolano el que lideró nuestra independencia uniendo para siempre el destino de nuestros países. En el pasado ellos nos tendieron la mano, y hoy nosotros apoyamos con afecto a quienes están escapando del hambre”, subrayó.

Foto: EFE

En lo relativo a política interna Duque destacó que su país ha puesto en marcha un plan nacional de vacunación contra la COVID-19, con el que se espera inmunizar a unos 35 millones de personas, el 70 por ciento de la población colombiana (porcentaje recomendado para lograr la inmunidad de grupo en un territorio).

En este sentido, el presidente colombiano pidió a la comunidad internacional mayor solidaridad para garantizar un acceso equitativo a las vacunas, en línea con lo solicitado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).