Los dos sindicalistas integran una lista de más de 400 funcionarios venezolanos y allegados a los cuales Argentina tiene prohibido el ingreso.

Una central obrera argentina denunció este lunes la detención y expulsión de país de Wills Rangel y Jacobo Torres, secretario general y secretario de Relaciones Internacionales de la oficialista Central Bolivariana Socialista de Trabajadores.

Central de Trabajadores de los Argentinos (CTA-Autónoma), informó en un comunicado que los dos altos dirigentes sindicales venezolanos fueron detenidos en el aeropuerto internacional de Buenos Aires, adonde llegaban invitados a participar de un congreso de sindicatos.

“Los compañeros que sufrieron este atropello no cuentan con ningún requerimiento judicial y cumplieron con todas las normas migratorias, por lo que hacemos responsable al gobierno argentino de esta arbitrariedad que contradice el respeto más elemental de un Estado de Derecho”, indicó el parte de la CTA.

Los dos sindicalistas integran una lista de más de 400 funcionarios venezolanos y allegados a los cuales Argentina tiene prohibido el ingreso, refirió la prensa local.

Según la Cancillería argentina, con esa medida se busca “propiciar el retorno de la democracia en Venezuela, al afectar exclusivamente a los sujetos vinculados al régimen dictatorial de (Nicolás) Maduro”.

Hugo Godoy, dirigente de la CTA, dijo a Radio 10 que los venezolanos “estuvieron incomunicados desde la 1 hasta las 5 de la mañana en (el aeropuerto) de Ezeiza, impedidos de ingresar al país y los subieron a un avión y los devolvieron a su lugar de origen”. 

“No nos dieron ninguna explicación. Dijeron que tenían prohibido el acceso al país, que esa era una decisión de Cancillería y que (la dirección de) migraciones cumplía con esa orden”, precisó el dirigente sindical. 

Foto: HispanoTv

Delegaciones de Francia, España, Cuba y Brasil, entre otras, llegaron a Buenos Aires para participar del Congreso Extraordinario 2019, de la CTA este lunes, dijo Godoy.

El mandatario Mauricio Macri, quien deja el gobierno el 10 de diciembre, ha sido uno de los máximos apoyos en América Latina del jefe del parlamento venezolano Juan Guaidó, considerado como Presidente encargado de Venezuela, por medio centenar de países.

En cambio, el mandatario electo Alberto Fernández, que asume en ocho días, se manifestó a favor de la posición de México y Uruguay que reconocen a Nicolás Maduro como presidente de Venezuela y no a Guaidó.