A la actividad asistieron mujeres, embajadoras de Senosalud, de distintos ámbitos de la sociedad

Las autoridades del municipio Chacao y la ONG Senosalud vistieron de rosado el obelisco de la Plaza Francia de Altamira, con motivo del día de la lucha contra el cáncer de mama.

La iluminación de este ícono capitalino, ya es una tradición desde hace 15 años para recordar a quien han perdido la batalla y a quienes sobreviven a esta enfermedad que afecta a miles de mujeres en nuestro país.

La directora de la la ONG, Ludmila Calvo, reiteró la necesidad de seguir apoyando a las mujeres para que puedan tener un diagnóstico temprano.

Recordaron que la enfermedad también afecta a los hombres y pidieron hacer de la prevención un tarea diaria y no solo recordarlo en esta fecha.