El vicepostulador de la causa agregó que entre septiembre y octubre de este año, cuando se reanuden las actividades de la congregación, continuará el proceso de cronología médica y la reunión con dos peritos médicos, previos a la comisión médica

El presbítero Gerardino Barranchi, vicepostulador de la Causa de Canonización de José Gregorio Hernández, informó que el expediente del beato ya cuenta con validez jurídica, lo que implica que se puede continuar con los siguientes trámites para avanzar con el proceso que busca convertir al beato en santo, reseñó El Diario.

A partir de esa entrega del expediente ya hemos tenido el decreto de apertura de las actas y entró en la llamada ‘revisa’. Luego viene el decreto de validez jurídica que ya se tuvo y la postulación en Roma se está trabajando con la cronología médica y testifical”, dijo Barranchi en un video difundido el 13 de agosto en la cuenta en Twitter de la Arquidiócesis de Caracas, indicó el portal.

El vicepostulador de la causa agregó que entre septiembre y octubre de este año, cuando se reanuden las actividades de la congregación, continuará el proceso de cronología médica y la reunión con dos peritos médicos, previos a la comisión médica. Los expertos se encargarán de revisar el caso y verificar que cumplan con los requisitos del proceso de canonización.

El expediente de José Gregorio Hernández fue consignado en Roma en junio. La validez jurídica de la causa supone un nuevo paso en la canonización del beato, quien logró el paso gracias a la labor del Tribunal Eclesiástico en Miami, en Estados Unidos. Allí se recaudaron todas las pruebas y testimonios sobre la curación de un hombre que recibió el presunto milagro del beato.

Pal 2023

Señala El Diario, que la causa de canonización de José Gregorio Hernández podría cerrar en un año y finalmente el beato podría pasar a ser santo en 2023, según informó la Arquidiócesis de Caracas. En ese entonces se notificó que existían tres casos posibles para que avanzara el caso, pero se seleccionó el milagro que ocurrió con un hombre en Miami.

“A un venezolano que estaba en estado pre mortem, necesitaba un trasplante y había negativa por parte de la clínica y tenía una serie de deficiencias del hígado, riñones, corazón y diabetes. Estaba brincando y completamente sano cuando lo llevaron al quirófano para ver lo que tenía”, dijo el cardenal Baltazar Porras sobre el caso que podría hacer a Hernández santo.

En total, la Iglesia católica sigue cuatro pasos para declarar santo a una persona. El primero es declarar al difunto Siervo de Dios. Para ello el obispo y el postulador de la causa piden iniciar el proceso de canonización en el que se aborda la vida de la persona para determinar si fue ejemplar y virtuosa.

En segundo lugar, la Congregación para la Causa de los Santos del Vaticano aprobará un documento que incluya testigos, aspectos de vida, virtudes y escritos del Siervo de Dios. Si el papa declara que sus virtudes son heróicas, se declara venerable. 

Seguimos

Para ser beato, en tercer lugar, se requiere que haya hecho un milagro debido a su intercesión. El milagro debe haber sido aprobado por una institución canónica especial, con médicos y teólogos que determinen los límites de la ciencia.

En último lugar, se necesita otro milagro, requerimiento obligatorio para la canonización. Esto debe ocurrir luego de la beatificación. No todos los beatos son declarados santos con rapidez, ya que es un proceso que se examina exhaustivamente y puede durar desde 15 a 50 años. No obstante, existen casos que tardan menos de lo previsto.

La causa de José Gregorio Hernández inició en 1949. En junio de 2022 se cumplieron 103 años de su fallecimiento. Desde que se conoció su poder milagroso, distintos sectores de la sociedad venezolana imponen sus plegarias ante él, principalmente buscando un milagro en la mejoría de salud o cuando se encuentran en situaciones donde la vida corre peligro.