Por fin llegó el día que durante más de 70 años los venezolanos han esperado

Este viernes, a las 10:00 de la mañana, el doctor José Gregorio Hernández, será proclamado como el cuarto beato venezolano, el primer hombre y de condición laica.

La ceremonia se celebrará el la capilla del colegio La Salle – La Colina, en Caracas, y estará presidida por el nuncio apostólico, Aldo Giordano, luego de que la Santa Sede informara que el secretario de Estado vaticano, cardenal Pietro Parolin, no viajará a Venezuela por causas ligadas a la pandemia.

José Gregorio Hernández Cisneros, nació el 26 de octubre de 1864 en Isnotú, estado Trujillo, en el seno de una familia católica; el primero de los seis hijos de Benigno María Hernández Manzaneda y Josefa Antonia Cisneros Mansilla.

El médico de los pobres, falleció en Caracas el 29 de junio de 1919 a los 54 años, luego de ser atropellado por uno de los pocos vehículos de la época en la popular zona de La Pastora.

El proceso eclesiástico oficial, que buscaba un milagro que impulsara la beatificación del médico de los pobres, inició hace más de 70 años, y a pesar de los múltiples testimonios de curaciones y favores recibidos, fue en 2020 cuando las autoridades de la Iglesia venezolana lograron entregar al Vaticano las pruebas de un milagro atribuido a la intercesión del trujillano.

Al médico trujillano se le atribuye la intercesión en un milagro para la sanación de la niña Yaxury Solórzano, quién recibió un disparo en la cabeza y el diagnóstico indicaba que quedaría con discapacidad. A los 20 días la niña quedó completamente sana.

En 2020, el milagro fue aprobado por la Comisión Médica y la Comisión Teológica de la Congregación para La Causa de los Santos, por lo que el papa Francisco firmó el decreto de beatificación.