“En este momento ante la eventualidad de tener que pasar a terapia intensiva por un agravamiento de mi situación, he querido recibir los santos sacramentos”, indicó el cardenal Jorge Urosa Savino, arzobispo emérito de la arquidiócesis de Caracas

El cardenal Jorge Urosa Savino, arzobispo emérito de la arquidiócesis de Caracas, escribió un mensaje antes de ingresar a terapia intensiva por COVID-19, donde señala que quiso recibir los santos sacramentos y expresa su afecto a Venezuela.

La carta compartida este domingo, tiene feche del 28 de agosto, en la misma agradece a los feligreses por sus oraciones y dice que ya recibió las unción de los enfermos.

“También, expreso mi gran afecto al pueblo venezolano y mi entrega absoluta a su libertad, a sus instituciones, a la defensa de los derechos del pueblo frente a los atropellos que se cometieron por parte de gobierno nacionales … Espero que Venezuela salga de esta situación”, acotó.

A su vez, asegura que se siente feliz de haber sido sacerdote y “vivir mi vocación con gran ilusión”, y además, agradece las responsabilidades que le fueron impuestas por la iglesia.

Urosa pidió perdón tanto a Dios “y a todos mis hermanos” por las fallas que haya podido cometer en su proceso, pues nunca “he querido hacerle mal a nadie” e indica que sus actos fueron buscando la gloria de Dios, el bien de la iglesia y de sus almas.

Finalmente, reiteró su “entrega absoluta a la libertad” y de los “derechos del pueblo venezolano”, deseando que pronto pueda salir de esta situación.