La beatificación de José Gregorio Hernández comenzó con una asombrosa puntualidad si se toma en cuenta la “hora venezolana”. Ya a las 10:02 a.m. el nuncio apostólico, Aldo Giordano, dio inicio al rito. Y a las 10:32 a.m., el mismo Giordano anunció que de ahora en adelante será llamado beato.

Inmediatamente fue develada la imagen de Hernández, tal como lo reseñó TVV.

Posteriormente, Giordano informó que el papa Francisco tiene muchos deseos de visitar Venezuela. También enfatizó que los venezolanos deben lograr, sin divisiones, las vacunas contra la COVID-19 para todos.

Al comienzo del rito, el cardenal Baltazar Porras celebró este nuevo paso de Hernández en los altares y afirmó que suenan las campanas del cielo, pero también, las del corazón.

El vicepostulador de la causa, monseñor Tulio Ramírez, presentó una semblanza del beato, de su profunda fe.