Considera que en medio de la crisis hay una demanda suficiente de pasajeros para aumentar la frecuencia de vuelos y para que se integren nuevos actores que hagan del mercado más competitivo

El presidente Ejecutivo de la Asociación de Líneas Aéreas en Venezuela (ALAV) Humberto Figuera, afirmó en entrevista concedida para el programa A Tiempo de Unión Radio que que mantener la operatividad resulta costoso para las aerolíneas, por los elevados precios de sobrevuelo, estacionamientos e impuestos.

“Las aerolíneas extranjeras han tenido que reprogramar sus operaciones, lamentablemente ya no estamos en la época de las vacas gordas, ya las líneas no tiene un vuelo diario, sino dos a la semana, máximo cuatro o cinco vuelos a la semana”, expresó.

De igual manera, aseguró que las aerolíneas se encuentran volando con buena capacidad hacia el exterior, y que si tuvieran disponibilidad de equipos podrían aumentar su frecuencia. “ El tema está en considerar sus costos”.

Aclaró que el monto de los 3 mil 700 millones de dólares que el Estado debe a las líneas aéreas no es técnicamente una deuda, sino un “compromiso” que adquirió con países con los cuales estableció un convenio bilateral sobre transporte aéreo.

Finalmente, sugirió se implemente una “política aeronáutica efectiva”, para poder lograr que las líneas vuelvan a la nación, a través de medidas que permitan mantener los parámentros de seguridad junto a procedimientos de operación en los aeropuertos y la cancelación de dicho compromiso.

Con información de Unión Radio